Intensas precipitaciones asolan los campamentos de refugiados saharauis dejan una imágen dantesca

8

Llueve sobre mojado en los campamentos de refugiados saharauis desde hace más de cuatro días. Y suma y sigue. Maldigo el cielo que engulló sin piedad los cobijos de adobe cosidos con hilos de barro salado con sudor. Maldigo los cómplices de las frías gotas que atragantan las sonrisas de los que chapotean en charcos sin saber que existen mares. Maldigo los nubarrones que ennegrecen las miradas de la impotencia y la desolación. Maldigo los culpables directos de esta trágica situación. No omito los Acuerdos de Madrid, ni la Marcha Verde, ni aquellos con mentes inundadas de vergüenzas y desazón.

Pero después de la tormenta, seguro vendrá un vaso de té. Por cada muro que se derrumbe, seguro crecerá una flor. Por cada hilo desvencijado de las jaimas, seguro aparecerá una estrella fugaz. Por cada noche con luz de vela a la intemperie; seguro acrecentará el ímpetu de luchar. Por cada ojera anegada de lágrimas; seguro emergerá una hermandad. Por cada mano arrugada con fango; se estrechará la resistencia por conquistar lo que las balas, minas, aviones, sirocos, hambre, alambradas… desistieron en impedir: La libertad, autodeterminación, independencia, principios, moral, cultura, el Ser saharaui. Sahara Libre, siempre.

Salamu Hamudi.

9

IMG-20151022-WA0011(1)

7

6

5

3

2

1

 

El Parlamento Africano: “Debemos obligar a nuestros gobiernos cerrar todas las embajadas de Marruecos”

Africa

Solicita “prohibir la participación de Marruecos en las competiciones deportivas” del continente africano. Agencias.

El Parlamento Africano no se esconde en edulcorantes retóricas a la hora de criticar a Marruecos en cuanto a la cuestión del Sahara Occidental. En última reunión celebrado ayer domingo en su sede en Sudáfrica, publicó un dura comunicado, donde insta a los gobiernos del continente a “cerrar todos las embajadas de Marruecos en los diferentes países africanos”, ya que el Gobierno de este país “pone las armas en los sienes de los hermanos saharauis”, en referencia a las constantes violaciones, que más de una organización en materia de Derechos Humanos ha puesto en evidencia.

El comunicado no solamente condena a Marruecos por su ocupación de la “última colonia de África, el Sahara Occidental”, sino que además acusa a los gobiernos de los países con representación en el Parlamento, de “ser unos hipócritas” a la hora de defender el pueblo saharaui. “Después de 40 años no hemos sido capaces de aplicar el proceso de descolonización en el Sahara Occidental. Abrimos nuestras puertas sin ataduras a las inversiones marroquíes, y después nos sentamos en las cumbres de la Unión Africana a defender el pueblo saharaui: eso es hipocresía. La defensa debe ser eficaz”, señala la nota, publicada hoy por la agencia de prensa saharaui en su edición en árabe.

El órgano legislativo de la Unión Africano va más allá y solicita a los Estados miembros “a prohibir la participación de Marruecos en las competiciones deportivas” del continente, debido a que su presencia en el Sahara Occidental supone “una vergüenza para África”, ya que “es inaceptable su ocupación y violaciones de derechos humanos en pleno siglo XXI, es por ello que debemos marginarle y sancionarle”, concluye el comunicado.

El Parlamento está compuesto por 250 miembros, de los 53 países del continente africano (excepto Marruecos). La República Árabe Saharaui Democrática (RASD), fundado por el Frente Polisario en 1976, es miembro permanente y fundador de la Unión Africana desde 1984. Cuenta en la actualidad con la vicepresidencia del parlamento africano.

Salamu Hamudi.

Mauritania participa en la Coalición árabe contra Yemen a cambio de dinero de Arabia Saudí

Mauritania

El Rey de Arabia Saudí, Salmán bin Abdulaziz, junto con el presidente de Mauritania, Mohamed ould Abdelziz. Agencias.

Una semana pasó desde que el presidente de Mauritania, el General Mohamed Ould Abdelaziz, visitara a Arabia Saudí, para el país norteafricano anunciara de forma discreta por ahora su intención de enviar entre 500 a 700 soldados para unirse a la Coalición árabe, liderada por Raid contra Yemen, para derribar el régimen de los hutíes, que controlan vastas regiones del país más pobre de Oriente Medio.

Varios medios de comunicación recogen que Mauritania (6,386 km. de Yemen) cede a las presiones saudíes a cambio de que la monarquía del petrodólar condonara la deuda que Kuwait lleva exigiendo al ejecutivo mauritano, una deuda que asciende a unos cuatro mil millones de dólares; además de unas suculentas cantidades de dinero e inversiones en varias áreas.

La participación de Nuakchout en la llamada “Operación restaura la esperanza” ha sido recibido con duras críticas por varios medios de comunicación, acusando al Ould Abdelaziz de “practicar una política castrense que no comulga con los sentimientos de los ciudadanos en favor de la no intervención”.

El pasado mes de marzo la monarquía wahabita, junto con más de 11 países árabes, en su mayoría monarquías suníes del Golfo Pérsico, pero también Egipto y Sudán, y con el beneplácito de las potencias occidentales, se enroscó en una embestida suicida en la caótica Yemen, y que más de medio año después sigue sin visos de resolverse.

Salamu Hamudi.

Arabia Saudí se da otro tiro en el pie

Las autoridades de Arabia Saudí no dan pie con bola. La monarquía wahabí ha sufrido este 2015 una serie de reveses a consecuencia de su puro nerviosismo que lleva padeciendo hace décadas y que culminó en 2011, coincidiendo con el estallido de las “Primaveras Árabes” donde ya perdió la cordura. Acontecimientos que la Familia Al Saud sigue intentando abortar desde que surgieron. Y ahora para colmo, más de 800 peregrinos musulmanes han perecido en las tierras santas, sin saberse hasta el momentos cuáles son los motivos reales. Un hecho que suscita aún más el rechazo de los musulmanes hacia esa nación árabe, y en particular a su rol en Oriente Próximo.

Arabia Saudí siempre se ha regido en Oriente Medio como la nación garante de la estabilidad y protección de la comunidad árabe y musulmana a nivel mundial. Sin embargo, de un tiempo a esta parte su desastrosa política ha ido deshojando los vacuos argumentos de defensas hacia una comunidad que no solo ha sido víctima de prácticas agresivas y antidemocráticas, sino que ya no sabe de qué forma huir de ese malograda representación que raya la ridiculez, ya que en (muchas) ocasiones se le da un barniza de divinidad.

En el diccionario de la potencia del petrodólar nunca tuvieron cabidas las acepciones democracia y libertad (léase individual, colectiva, de prensa, de opinión, de prosperidad, de expresión…) que tanto han aspirado las naciones árabes e islámicas, y que Arabia Saudí se ha ufanado a cuatro vientos en auto erigirse como avalista de esas mismas aspiraciones. Evidentemente, que en eso un servidor no aporta ninguna novedad, ni ha descubierto la pólvora, pero sí que quisiera incidir en cómo a veces los gobernantes de ese país hacen flaco favor a la hora de secuestrar los anhelos de cientos de miles de practicantes de esa credo golpeándoles donde más les duele.

Ben Alí y su esposa

Zein Al Abidin Bin Ali y su esposa en su “exilio” en Arabia Saudí. Agencias.

Arabia Saudí adaptó desde el primer instante un papel activa para zancadillear las protestas de 2011 (primavera árabe). En ese mismo años acogió en sus tierras al huido déspota tunecino, Zein Al Abidin Bin Ali, facilitándole todos los lujos para una cómoda estancia; a pesar de que en su país está condenado por rebeldía a 35 años por malversación de fondo públicos.

Igualmente Arabia Saudí financió a los grupos rebeldes que se sublevaron contra el régimen de Muamar Gadafi, con el único objetivo de derrocar a un régimen, que si nos atenemos a los datos y la historia hizo más por su población que la Familia Al Saud en todo su reinado.

Dentro de la polvareda de aquel levantamiento, subvencionó a través de una serie de redes de organizaciones religiosas, caritativas y particulares, a una puñado de radicales de tinte suní, a los que bautizó como “oposición moderada” al régimen de Bachar Al Asad en Siria. Del aquel despilfarro de dinero nació el actual califato de una banda de energúmenos bajo el nombre de “Daesh” (acrónimos en árabe de Estado Islámico en Irak y Levante). Una institución terrorista que ya es una amenaza real para la propia existencia de la monarquía wahabí.

DAESH

DAESH fue creado y subvencionado por las autoridades saudíes. Agencias.

La nación árabe de Siria recibió la mayor parte de ese odio visceral de las autoridades saudíes, a tal grado que desde hace 4 años los saudíes impiden a los musulmanes sirios cumplir con el quinto pilar del Islam, es decir, la peregrinación a la Meca. La misma suerte que ocurrió con los yemeníes, que este año tampoco pudieron ir a las tierras sagradas del Islam por una decisión racista y contraria a los principios del Islam.

En marzo Arabia Saudí lideró una coalición de países árabes, que ya quisieran soñar los palestinos, para bombardear, no Israel, sin al país más pobre de la península arábiga: Yemen, su otrora patio trasero. Convirtiendo a su amigo y déspota yemení Ali Abdala Saleh, en el enemigo a abatir, junto con los hutíes (de la rama chií). Una guerra que dura ya seis meses sin visos de finalizar, y que ha segado la vida de cientos de miles de inocentes.

El pasado mes de julio el mundo respiró con cierto alivio cuando seis potencias mundiales firmaron un acuerdo con Irán en la ciudad suiza de Lausana para poner fin a una década de tensión sobre el programa nuclear del país persa. Sin embargo, tampoco aquí Arabia Saudí se felicitó por aquel hecho ni mucho menos le agradó.

Irán y Arabia Saudí

Arabia Saudí ve al vecino Irán como el archienemigo. Agencias.

Y todos eso para qué, se preguntarán ustedes. Por qué Arabia Saudí en lugar de construir aviones, carreteras, infraestructuras, universidades, incentivar el progreso y el desarrollo en la región, se enfrasca en guerras fratricidas, que no hacen más que acrecentar el odio de los árabes y los musulmanes hacia esa nación. La respuesta no es otra que la de su obsesión por controlar e impedir a que su archienemigo Irán tengo mayor influencia en la zona, sin darse cuenta que va justamente en la dirección diametralmente opuesta, y que más bien la batuta paulatinamente va cayendo en las manos de los iraníes, sino pregúntale al Líbano, Siria, Irak, Yemen…e incluso Estados Unidos.

Salamu Hamudi.

Diez estudiantes saharauis becados comienzan sus clases en Medicina en la República de Venezuela

IMG-20150916-WA0011

Los diez alumnos recibidos por autoridades venezolanas, y Haddi Larusi, encargado de Negocios de la Embajada saharaui en Caracas. H.L

Venezuela muestra una vez más su incondicional solidaridad con el pueblo saharaui. Diez alumnos saharauis becados por el Gobierno venezolano han comenzado ayer sus clases en la carrera de Medicina Integral Comunitaria en la Escuela Latinoamericana de Medicina Salvador Allende (ELAM) en Caracas. Los diez alumnos han sido escogidos en el marco del Programa de Becas “El Uali Mustafa Sayed”.

Los becarios tendrán un periodo de seis años, y han sido seleccionados bajo unos estrictos reglamentos, donde se priorizó “el saber hablar español y tener título de Bachiller”, para posteriormente realizar “un concurso de todos los interesados”, además de un test y una entrevista en la Embajada bolivariana en Argelia “elaborado por una comisión procedente de Venezuela”, según nos informan desde la Embajada de la República Árabe Saharaui Democrática en Caracas.

IMG-20150916-WA0012

Estos diez alumnos, se unen a otros cinco saharauis que fueron igualmente becados hace más de cinco años.

En el evento de bienvenida los becarios saharauis fueron recibidos por Adriana Rodríguez, vicepresidenta para el Alba y la Cooperación Internacional; Jorge Urbina, director general de Selección; Hadi Laroussi, encargado de Negocios de la Embajada de la República Árabe Saharaui Democrática acreditada en Venezuela y Yaneth Becerra, representante de la Oficina de Asuntos Internacionales del Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología.

Salamu Hamudi.

Argelia detiene al ex alto mando de la lucha contra el terrorismo por “constitución de banda armada”

10044_963

El general ha sido acusado por “constitución de banda armada”. Agencias.

A pesar de que las autoridades argelinas son muy sensibles con todo lo que acontece alrededor de los asuntos castrenses y de inteligencias, según algunos medios de comunicación del país, el pasado jueves fue detenido el que era máximo jefe de la lucha contra el terrorismo de la Dirección de Inteligencia y Seguridad (DRS en sus siglas en francés), el general Abdelkader Aït Ouarabi, conocido como el general Hassan, quien fue procesado entre otros delitos “por constitución de banda armada y declaración falsa sobre la cantidad de armas en su posesión”, acusaciones graves que en el país árabe se pueden traducir en pena capital, en caso de que sean ciertas tales acusaciones por parte de tribunales militares.

El general Hassan, que se encontraba bajo arresto domiciliario desde hace dos, había sido prejubilado, a finales de 2013, por mandato del presidente de la República, Abdelaziz Buteflika, junto a un buen número de altos cuadros del servicio de espionaje y el ejército, a consecuencia de los famosos acontecimientos de la planta gasística de Tinguenturin, donde el general participó activamente en el desenlace del mayor secuestro, tal vez de la historia, con un saldo de 39 extranjeros muertos de ocho nacionalidades, un argelino y 29 terroristas.

El general Hassan, quien fue detenido en su casa en la capital argelina, tiene parentesco familia, según medios de comunicación, con el jefe del poderoso servicio de inteligencias argelino (DRS), el general Mohamed Lamine Médiene, conocido como “Toufik”, de 74 años, 49 años en el servicio, y a la cabeza del máximo órgano desde 1990.

Salamu Hamudi.

Detenidos en Francia los autores del libro que “destapó” la enorme fortuna del rey Mohamed VI de Marruecos

Catherine

Cathérine Graciet

8191566-12793489

Éric Laurent

Detienen en Francia a los periodistas, Cathérine Graciet y Éric Laurent, autores de “El rey depredador. Apoderarse de Marruecos”, publicado en 2012 sobre la sospechosa fortuna de Mohamed VI. Ambos han sido acusados de un presunto chantaje  al monarca marroquí, quien le solicitan tres millones euros, según ha publicado el portal jeuneafrique.com

Los dos periodistas fueron detenidos hoy, 27 de agosto, al salir de un restaurante, donde según la misma fuente, había firmado la aceptación de un cheque de tres millones euros, y como contrapartida de desistir de publicar un libro que estaban en proceso de publicarlo.

Rey

“El rey depredador. Apoderarse de Marruecos”

Éric Laurent es el periodista francés que más frecuentó al difunto rey Hassan II, con el que escribió, en 1993, un libro de conversaciones titulado “La memoria de un Rey”. Catherine Graciet es la periodista francesa que en el libro La régente de Carthage (La regenta de Cartago) desmenuzaba la fortuna, lograda gracias a prácticas corruptas, del dictador tunecino Ben Ali y de su esposa Leila Trabelsi.

Sobre su último libro, “El rey depredador. Apoderarse de Marruecos”, a lo largo de sus 216 páginas, sus autores desgranan el rápido incremento de la fortuna de Mohamed VI hasta convertirse, en 2008, en el séptimo monarca más rico del mundo, superando a los emires de Catar y Kuwait. La fórmula es sencilla: “En Marruecos es el pueblo el que, cada día que Dios nos da, enriquece al rey comprándole productos de sus empresas”, que gozan con frecuencia de una situación de monopolio. Fuentes anónimas y algún conocido exbanquero aportan sus testimonios.

Salamu Hamudi