El Polisario frustra el mayor robo en los campamentos saharauis

La Seguridad Nacional saharaui ha frustrado uno de los intentos de robo más sonados en los campamentos de refugiados saharauis. El objetivo era sustraer del Palacio Presidencial en Rabuni, centro administrativo del Frente Polisario, material informático y documentos secretos.

El intento de robo, según fuentes saharauis, comenzó la madrugada del pasado jueves. Los ladrones vestían ropa de camuflaje militar y habían accedido por la parte trasera del Palacio Presidencial. Cuando las cámaras de seguridad lo detectaron los guardias responsables de la custodia del edificio pensaron que se trataban de sus compañeros.

Terminada la operación, los ladrones salieron de la misma manera como entraron, y se dirigieron a un vehículo que los esperaba a las afueras. Pero en eso momentos un equipo de la Seguridad Nacional saharaui que realizaba una patrulla rutinaria, los detectó.  Al darles aviso para que se detengan, los ladrones  hicieron caso omiso y se dieron a la fuga, lo que obligó a la patrulla abriera fuego, hiriendo a uno de los ladrones.

El objetivo de la operación era el de sustraer documentos secretos para enviárselo a Marruecos, según fuentes saharaui. Los detenidos habían recibido entrenamiento y sabían bien los pasos que tenían que dar. Pero fracasaron.

En los campamentos de refugiados saharauis las viviendas están hechas a base de adobes (arcilla y arena). Lo que los convierte en unas construcciones frágiles. El Palacio Presidencial es un edificio hecho con ese material, y aunque haya cámaras de seguridad, es relativamente fácil acceder, debido a que se encuentra ubicado junto con varios ministerios y todo el mundo puede pasar cerca de él sin necesidad de entrar. También es de recordar que la sociedad saharaui es muy acogedora y muy confiada: robar es una vergüenza social muy mal vista.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.