Hizbulá teme una guerra civil en Siria y pide una solución política

El jefe del grupo chií libanés Hizbulá, jeque Hasan Nasralá, expresó hoy su preocupación por la posibilidad de que Siria se hunda en una guerra civil y advirtió que solo una solución política puede poner fin a la crisis política que desde hace un año desangra a ese país.

“Estamos preocupados por Siria debido a las amenazas de división, caos y los esfuerzos para debilitarla ya que (Siria es quien) respalda realmente a los movimientos de resistencia (contra Israel)”, dijo Nasralá en una videoconferencia.

El clérigo, cuyo grupo lidera el actual gobierno libanés, reiteró su llamamiento a “evitar la confrontación armada y a trabajar en favor de una solución política, cuyos detalles conciernen solo a los sirios”.

“No somos los libaneses quienes podemos trazar líneas rojas a los sirios cuando no logramos resolver nuestros propios problemas”, agregó en alusión a las diferencias que existen entre las diferentes confesiones libanesas sobre la crisis en Siria.

En su opinión, los intentos para derrocar el régimen de Damasco han “fracasado”, a pesar de las sanciones económicas y el envío de armamento a la oposición siria.

“Aquel que quiere destruir Siria y derrocar su régimen no será capaz de conseguirlo”, subrayó Nasralá, quien dirigiéndose al pueblo sirio le instó a “abandonar las armas para que cese el derramamiento de sangre”.

El conflicto sirio, que según la ONU ha causado más de 7.500 muertos, es motivo de división entre los libaneses que temen que la estabilidad en su país pueda verse afectada.

Además, el Gobierno liderado por Hizbulá no ha respaldado las resoluciones de condena a Damasco adoptadas por la Liga Árabe ni participado en la cumbre de “Amigos de Siria” celebrada en Túnez el pasado febrero.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.