España entrega a Nuakchot a la mujer que casó a su hija cuando era menor

La mujer mauritana condenada en España a doce años de cárcel por haber forzado a su hija, de nacionalidad española, a casarse cuando era menor, llegó a Nuakchot en virtud de una orden de extradición dictada por las autoridades españolas, según fuentes judiciales de la capital mauritana.

Según las mismas fuentes, Haua Mint Chaij Elbu fue entregada anoche a las autoridades mauritanas y cumplirá la pena correspondiente en este país en virtud de un acuerdo de extradición firmado con España en julio de 2010.

La hija de Chaij Elbu, nacida en Cádiz en 1992, vivía en España al cuidado de una familia española hasta que, cuando tenía 12 años, su madre la llevó a Mauritania de vacaciones, donde en 2005 la obligó a contraer matrimonio con su primo Moctar Salem Abderrahmán de 39 años.

Tras un período de tiempo, la joven regresó a España donde continuó residiendo con una familia española hasta que en junio de 2007 el marido viajó a este país y la obligó a mantener relaciones sexuales con él, presionada también por sus padres.

La madre y el esposo de la víctima fueron condenados enla Audiencia Provincialde Cádiz en 2009 y por el Tribunal Supremo en 2010 a 12 años de cárcel cada uno por agresión sexual, y además el marido fue extraditado a Mauritania el pasado mes de noviembre.

Mientras, el padre de la joven fue condenado por el mismo tribunal a dos años y medio de cárcel por maltrato familiar y amenazas, y cumple su pena en España.

El tribunal decidió que una familia española se haga cargo de la víctima y prohibió a sus padres comunicarse con ella durante 26 años y al marido durante diez.

En Mauritania, los parientes, la sociedad civil y los religiosos exigen la liberación de esta familia, ya que argumentan que el matrimonio fue contraído en virtud de la legislación islámica.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.