Los diplomáticos argelinos secuestrados en Mali se encuentran “en buen estado de salud”

El cónsul argelino en la ciudad maliense de Gao y otros seis diplomáticos argelinos secuestrados el pasado 5 de abril en la ciudad maliense de Gao se encuentran en buen estado de salud, según el ministro de Asuntos Exteriores argelino, Murad Medelci.

“Las informaciones que tenemos indican que los rehenes argelinos se encuentran bien. Las autoridades competentes en Argelia realizan un seguimiento constante de su estado de salud”, aseguró Medelci en unas declaraciones reproducidas por la agencia de noticias argelina APS.

El cónsul argelino en Gao, Bualem Sias, y otros seis empleados del consulado fueron sacados a la fuerza de la sede consular por un grupo de hombres armados, pocos días después de que el grupo independentista tuareg Movimiento Nacional para la Liberación de Azawad (MNLA) se hiciera con el control de esta localidad septentrional.

Varias informaciones aparecidas en la prensa nacional argelina apuntaron que la salud de Sias, que padece de diabetes, había empeorado en los últimos días.

“Los contactos continúan y esperamos que den sus frutos en el mejor tiempo posible”, agregó el jefe de la diplomacia argelina, sin ofrecer más detalles.

El Movimiento Unidad y Yihad en África del Oeste, que reivindicó el secuestro, instó el pasado 14 de abril al Gobierno argelino a una negociación, aunque no se conocen sus exigencias.

En un vídeo difundido en la página web de la cadena de televisión qatarí Al Jazeera, ese movimiento, separado de Al Qaeda en el Magreb Islámico, indicó que esperaba una respuesta del Ejecutivo argelino, aunque puntualizó que no había mantenido ningún contacto hasta la fecha.

El Movimiento Unidad y Yihad en África del Oeste también reivindicó en octubre pasado el secuestro en los campamentos de refugiados saharauis en Tinduf  (sur de Argelia), de tres cooperantes europeos, entre ellos los españoles Ainhoa Fernández de Rincón y Enric Gonyalons.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.