El Polisario aumenta la seguridad con motivo del Fisahara en la Wilaya de Dajla

Las autoridades saharauis han reforzado la seguridad del campamento de refugiados de Dajla, donde hoy se inaugura la IX edición del Festival de Cine del Sahara (FISAHRA), como consecuencia del secuestro de tres cooperantes, dos de ellos españoles, el pasado octubre.

“Después del secuestro de nuestros amigos hemos reforzado la seguridad. Nunca había ocurrido algo así desde 1975 (cuando miles de saharauis huyeron a la zona argelina de Tinduf tras la ocupación marroquí del antiguo Sahara español)”, dijo Salem Lebsir, gobernador de la “wilaya” (poblado) de Dajla.

Este campamento saharaui, que cada año acoge esta muestra cultural y solidaria, cuenta con unos 40.000 refugiados y es el más alejado de la ciudad argelina de Tinduf y el más internado en el desierto.

“Hemos establecido tres perímetros de seguridad alrededor de la wilaya, por parte del Ejército, la policía y la gendarmería saharaui”, señaló Lebsir.

Los responsables del campamento también han organizado de modo más seguro la acogida de los asistentes e invitados al festival, que se alojan como es tradicional en “jaimas” de familias saharauis.

“Dentro de las familias hemos montado otro sistema de seguridad, y así cada una se encarga de sus huéspedes y hay una persona que está al tanto de ellos y los acompaña”, afirmó el gobernador.

Para el gobernador de Dajla, los culpables del secuestro de los cooperantes no han logrado su objetivo de “acabar con la solidaridad” con el pueblo saharaui.

“El enemigo quiere que no haya solidaridad, que nos quedemos aislados, pero nuestros amigos no van a dejarnos solos”, afirmó.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.