El PSOE admite que no hizo lo suficiente sobre el Sáhara Occidental con Zapatero

El PSOE afirmó comprender el enfado que el pueblo saharaui tiene con este partido, al reconocer que “no se avanzó lo suficiente” en la resolución del conflicto del Sáhara Occidental durante los ocho años de gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

El portavoz adjunto de Exteriores del PSOE en el Congreso, Álex Sáez, hizo autocrítica de la política que los socialistas hicieron en las dos últimas legislaturas en torno al contencioso entre Marruecos y el Frente Polisario.

“Las críticas no caen en vacío. Las agradezco y las acepto. Los electores nos han colocado en la oposición y probablemente, hemos perdido la confianza de algunos, entre otras cosas, por el tema del Sáhara”, confesó Sáez.

El diputado por Girona hizo este análisis durante las VI Jornadas de las Universidades Públicas Madrileñas sobre el Sáhara Occidental, que se celebran hoy y mañana en el Círculo de Bellas Artes de Madrid.

Sáez transmitió su mensaje en presencia de varios dirigentes del Polisario, como el primer ministro de la República Árabe Democrática Saharaui (RASD), Abdelkader Taleb Omar.

En el coloquio posterior, buena parte de las preguntas han ido dirigidas al parlamentario socialista para expresarle el malestar por cómo el PSOE dejó a un lado la cuestión del Sáhara durante la etapa socialista en el poder.

Sáez insistió en reconocer de forma “responsable” la falta de avances que hubo con Zapatero y la “frustración” por el estancamiento del conflicto, pero ha dejado clara la “cercanía” del PSOE al pueblo saharaui y el respaldo a su derecho de autodeterminación.

Se ha comprometido a que el PSOE se ocupará más en esta legislatura del contencioso y ha emplazado al PP a volcarse también más en esta cuestión.

“Vamos a pedir a (Mariano) Rajoy y a (José Manuel) García-Margallo que, en vez de preocuparse por temas más espinosos como el de Gibraltar, el Sáhara esté mucho más presente en la política exterior española”, demandó Sáez.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.