Cuando nuestros queridos niños aterrizan

Hace unos años hice un pequeño homenaje a nuestros queridos niños saharauis que llegan procedentes de los campamentos de refugiados a pasar su estancia estival al calor de las acogidas de las familias españolas, con unos pequeños versos, que mi querido Sergio Rodrigo (entrefronteras.com) me ha hecho recordar. Así que me gustaría compartirlos con todos ustedes, y afianzar más nuestro pequeño homenaje a estas admirables criaturas.

Bienvenidos los descalzos, los lúgubres, los nostálgicos.
Bienvenidos los que ríen, los que juegan con los vientos, los quiméricos.
Bienvenidos los pequeños gigantes, los inocentes, los esperanzadores.
Bienvenidos los que enseñan, los que chapucean en el mar, los que sueñan.
Bienvenidos los que aprenden, los que duermen, los que luchan.
Bienvenidos los vulnerables, los que besan, los que no se cansan.
Bienvenidos los ligeros de equipaje, los que vuelan, los que regresan.
Bienvenidos los hijos de las nubes, los embajadores, los guerrilleros.
Bienvenidos sean los niños saharauis de Vacaciones en Paz.

Salamu Hamudi Bachri 

Anuncios

Los comentarios están cerrados.