Una exposición recrea la vida del Sáhara Occidental hace 10.000 años

Una exposición inaugurada hoy en el Parque de las Ciencias de Granada muestra, a través de recreaciones, escenas, elementos originales y talleres, cómo era la vida del Sáhara Occidental hace 10.000 años, cuando esta región africana era una gran sabana con praderas poblada de grandes mamíferos.

En la actualidad son numerosas las huellas y vestigios que lo atestiguan, algunos de los cuales pueden verse desde hoy en “Prehistoria del Sáhara Occidental. Megalitismo y arte rupestre”.

Se trata de una exposición coproducida por el Parque de las Ciencias y el departamento de Prehistoria y Arqueología de la Universidad de Granada que estará abierta al público hasta mayo de 2013.

La muestra recoge los resultados de investigaciones desarrolladas por la Universidad de Granada en el Sáhara Occidental en torno a la prehistoria y el megalitismo, al tiempo que ofrece un recorrido por esta región africana a través de siete áreas.

Entre ellas figuran algunas relacionadas con la investigación arqueológica, la labor de los cazadores-recolectores y el mundo funerario, para lo que se combinan diferentes elementos expositivos, como escenas de caza de la prehistoria y del neolítico.

También incluye la recreación de una jaima para conocer cómo vive esta sociedad en la actualidad; la reproducción a escala real de un abrigo con pinturas rupestres; elementos originales como puntas de flechas u ornamentos; vídeos, fotografías, maquetas e instrumental científico utilizado en las excavaciones, entre otros elementos.

La exposición acerca a los visitantes a aspectos hasta ahora poco conocidos de la región africana como las pinturas rupestres representadas en las covachas durante el Neolítico.

En ellas abundan la representación de grandes herbívoros como elefantes, jirafas y rinocerontes, aislados o formando una escena de caza donde también son protagonistas las figuras humanas.

También, aparecen escenas de pastoreo, luchas de arqueros, desfiles, reuniones y asentamientos.

Más tarde, y coincidiendo con una mejoría del clima, la sociedad se hizo más sedentaria y basó su economía en rebaños de ovejas y cabras, actividad que generó la aparición de un grupo de nómadas que detentaron el poder y gestionaron las alianzas entre los grupos humanos.

Durante esta misma etapa se construyen los sepulcros megalíticos, a los que la exposición dedica un apartado.

La muestra repasa también la historia de la investigación arqueológica en esta zona -las primeras incursiones españolas tuvieron lugar a finales del siglo XIX-.

La muestra se completa con un área de libros, manuales, catálogos y revistas y un taller experimental de pintura rupestre.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.