Abdelaziz pide a la UA “que no se quede de brazos cruzados ante la intransigencia de Marruecos”

El presidente de la República Arabe Saharaui Democrática (RASD), Mohamed Abdelaziz, ha solicitado este lunes a la Unión Africana (UA) que “no se quede de brazos cruzados frente a la intransigencia de Marruecos y las graves violaciones de los Derechos Humanos” en Sáhara Occidental.

Durante su discurso durante la XIX Cumbre de la UA, celebrada en Addis Abeba, Abdelaziz ha dicho que la organización continental “es socio oficial de Naciones Unidas y está obligada a asumir sus responsabilidades en el seguimiento de la plena aplicación del plan de arreglo de las Naciones Unidas en Sáhara Occidental”.

En este sentido, ha asegurado que el objetivo de dicho plan es “llevar sin demora a su objetivo la descolonización de la última colonia en Africa, lo que permitirá al pueblo saharaui ejercer su legítimo derecho a la libre determinación y la independencia”.

Igualmente, Abdelaziz ha denunciado la situación en la que se encuentran los presos políticos saharauis encarcelados en Marruecos, lo que ha descrito como una “injusticia lamentable y un flagrante desprecio al Derecho Internacional”, según ha informado la agencia de noticias saharaui SPS.

“Hay varios grupos de presos políticos saharauis distribuidos por las prisiones de la ocupación -en referencia a Marruecos- en los Territorios Ocupados y en las cárceles en territorio marroquí, en condiciones de detención miserables, sufriendo de enfermedades causadas por sucesivas huelgas de hambre y en donde los poderes de la ocupación marroquí ignoran sus legítimas demandas”, ha explicado el mandatario saharaui.

Por ello, ha pedido a la Misión de Naciones Unidas para el Referéndum del Sáhara Occidental (MINURSO) que asuma el rol para el que fue creada. “Insistimos en la necesidad de permitir a la MINURSO llevar a cabo la ejecución de sus competencias con independencia y libertad de movimientos en la observación, protección y control de los Derechos Humanos”, ha añadido.

Por último, el presidente de la RASD ha condenado una vez más el secuestro en octubre de 2011 de tres cooperantes europeos -dos españoles y una italiana- en los campamentos saharauis de Tinduf (Argelia). “Apoyamos todos los esfuerzos para liberar a los rehenes tan pronto como sea posible, y poner fin a este fenómeno aberrante”, ha valorado.

“También confirmamos nuestro apoyo a los incansables esfuerzos en el ámbito africano y a nivel de la Comunidad Económica de los Estados de Africa Occidental (CEDEAO) con el fin de parar esta grave situación que ensombrece la seguridad y la estabilidad de toda la región”, ha apostillado

Anuncios

Los comentarios están cerrados.