Por fin libres

Los cooperantes españoles Ainhoa Fernández de Rincón y Enric Gonyalons, liberados ayer en Mali junto a la italiana Rossella Urru, partieron hoy de una base militar de Burkina Faso con rumbo a España.

La cooperante italiana también viajó hacia su país en otra aeronave desde esa misma base, situada en la capital voltense, Uagadugu.

Los tres cooperantes se mostraron sonrientes y con aparente buen estado físico, aunque Gonyalons cojeaba ligeramente por una herida en una pierna.

Los cooperantes estuvieron acompañados en la base militar por dos mediadores voltenses, que participaron en su liberación, así como por agentes de los servicios de inteligencia de España e Italia.

“Doy las gracias al Gobierno de Burkina Faso por la liberación”, dijo Gonyalons, quien rehusó hacer comentarios sobre las condiciones de vida durante el secuestro.

Uno de los mediadores, el general Gilbert Diendéré, asesor de seguridad del presidente voltense, Blaise Compaoré, se limitó a decir que las dos mujeres estuvieron juntas durante los últimos cinco meses, mientras Gonyalons permaneció aislado.

Los dos cooperantes españoles y la italiana liberados ayer en Malí llegaron hoy a la localidad de Gorom, en el norte de Burkina Faso, y fueron trasladados después a la citada base militar.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.