Los cooperantes son recibidos como héroes e “invitan” a Rajoy y a Margallo a visitar el Sahara

El presidente saharaui, Mohamed Abdelaziz, recibe a los cooperantes. /EFE

Los cooperantes españoles desplazados a los campamentos de refugiados saharauis han sido recibidos hoy como héroes entre fuertes medidas de seguridad adoptadas por la policía del Frente Polisario para evitar el riesgo de secuestro.

Desde su llegada anoche al aeropuerto de Tinduf, al suroeste de Argelia, el grupo solidario ha contado con escolta militar en el llamado centro de protocolo del campamento de Rabuni, donde fueron secuestrados el pasado mes de octubre los voluntarios Enric Gonyalons y Ainhoa Fernández de Rincón.

La treintena de cooperantes ha comenzado su visita en el Ministerio de Cultura en Rabuni, la capital administrativa sede del Gobierno de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD).

En un sala abarrotada con más de 500 personas, la delegación ha sido aclamada por su gesto de visitar los campamentos en medio de un ambiente de psicosis por la seguridad en la región, tras la evacuación de los voluntarios llevada a cabo por el Gobierno español el pasado 28 de julio.

“En nombre del pueblo saharaui, agradecemos enormemente este ejemplo de solidaridad y de hermandad. A pesar de todas las amenazas, los españoles siempre nos apoyarán, pase lo que pase”, ha exclamado una de las intervinientes.

En el acto de entrega de diplomas a los estudiantes de bachillerato, ha estado presente la cúpula del Frente Polisario, con su presidente, Mohamed Abdelaziz, a la cabeza.

Abdelaiz ha acusado a Marruecos de estar detrás de la decisión del Gobierno español de evacuar a los cooperantes por temor a un secuestro de grupos yihadistas tras la liberación de Gonyalons y Fernández de Rincón.

“Marruecos está detrás de organizaciones terroristas que quieren liquidarnos. Pero estas manifestaciones de terrorismo alentadas por Rabat no afectará de ningún modo a los vínculos históricos con el pueblo español”, ha advertido el presidente de la RASD.

Después de pernoctar con vigilancia permanente, los cooperantes españoles han llegado al Ministerio de Cultura en una caravana escoltada por delante y por detrás con cuatro vehículos del Ejército saharaui.

Policías locales también han estado apostados en el trayecto para evitar cualquier incidencia y hacer patente el control de la situación.

La cúpula del Polisario estuvo presente en el acto de bienvenida./ EFE

El presidente de la Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sahara (CEAS-Sáhara), José Taboada, quien encabeza el grupo, ha asegurado que “no hay nada que temer”.

“No hay que crear pánico, ni crear alarma social, ni huir de los terroristas. Los que hicieron el secuestro no volverán fácilmente a cometer otro acto aunque lo pretendan”, ha afirmado a Taboada. “Se han tomado medidas y ahora hay más seguridad para hacer nuestro trabajo”, ha añadido.

El presidente de CEAS-Sahara ha invitado al jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, y al ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, a ir a los campamentos de refugiados para comprobar de primera mano que los saharauis “siguen luchando y no se van a rendir”. “El terrorismo que pretende atemorizar los vínculos con España no va a salirse con la suya”, ha rematado.

Taboada ha admitido el “desconcierto” del pueblo saharaui ante el llamamiento de evacuación de Exteriores y ha reiterado que “no hay razón para pensar en un peligro inminente”.

José Oropesa, el único voluntario que se quedó en Tinduf tras rechazar la repatriación, ha acompañado hoy a los cooperantes en su visita a Rabuni.

Oropesa, que trabaja para la Asociación de Familiares y Presos de Desaparecidos Saharauis (Afapredesa), ha dicho haberse sentido “muy tranquilo” en los campamentos desde que Exteriores les instó a marcharse.

“La intranquilidad de que puede ocurrir algo grave llega desde España, no desde aquí”, ha confesado Oropesa, quien tuvo que firmar un documento para eximir al Gobierno de toda responsabilidad si le pasaba algo.

La delegación estará en los campamentos hasta el sábado con un programa de visitas a centros oficiales y proyectos de cooperación, aunque no se ha desvelado por motivos de seguridad.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.