Archivo mensual: septiembre 2012

Margallo garantiza el apoyo de España al enviado de la ONU para el Sahara Occidental

El ministro de Exteriores español, José Manuel García-Margallo.

El ministro de Exteriores español, José Manuel García-Margallo, garantizó hoy que el enviado especial de la ONU para el Sahara Occidental, el estadounidense Christopher Ross, cuenta con el apoyo “político y material” de España para lograr una solución sobre el futuro del territorio.

Margallo y Ross se reunieron ayer, jueves, en el marco de los debates de la Asamblea General de Naciones Unidas, según explicó hoy ante la prensa el ministro, quien subrayó que el enviado especial, cuya sustitución pidió Marruecos hace unos meses, ha reanudado sus actividades “después de una etapa de una cierta suspensión”.

“Le hemos garantizado el apoyo de España en la búsqueda de una solución estable, pacífica para el Sahara Occidental, que tenga en cuenta el principio de la libre determinación del pueblo saharaui en el marco de los principios y resoluciones de Naciones Unidas”, explicó el jefe de la diplomacia española sobre el encuentro.

Margallo subrayó que la cuestión saharaui es “un asunto especialmente sensible para España”, por lo que destacó el interés de Madrid en que Ross tenga éxito en su labor por desbloquear y hacer avanzar las negociaciones entre Rabat y el Frente Polisario, representante saharaui en el contencioso.

“Contará con el apoyo de España tanto político como material en lo que sea posible y hemos quedado en tener contactos más que frecuentes”, indicó el ministro, quien poco antes se reunió con su homólogo marroquí, Saad-Eddine El Othmani para presentar una iniciativa conjunta para la mediación en el Mediterráneo.

Marruecos había retirado en mayo pasado su confianza a Ross por su supuesta parcialidad contra las tesis de Rabat en el conflicto saharaui y porque “no había conseguido ningún avance significativo”, pero el pasado agosto el secretario general, Ban Ki-moon, logró un acuerdo con Rabat para que el enviado permaneciera en el cargo.

Una de las quejas principales de Marruecos con respecto a Ross era su insistencia en aferrarse a la independencia de la Misión de la ONU para el Referéndum en el Sahara Occidental (Minurso) y su supuesto intento por hacer que esa misión tuviera un mandato sobre temas relativos a los derechos humanos.

Presidente iraní critica a la ONU por sancionar a su país y no a Israel

El presidente iraní Mahmud Ahmadineyad. Reuters

El presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, denunció ayer lunes a los miembros occidentales del Consejo de Seguridad de la ONU por promover sanciones contra su país por el programa nuclear mientras ignoran las “cabezas atómicas de un régimen impostor”, en referencia a Israel.

Ahmadineyad, que intervino en una reunión de alto nivel sobre el estado de derecho en el marco de la Asamblea General de la ONU, criticó que algunos miembros del Consejo de Seguridad con derecho de veto “han elegido el silencio respecto a las cabezas atómicas de un régimen impostor mientras que al mismo tiempo impiden el progreso científico de otras naciones”, en referencia a Irán.

El presidente iraní criticó duramente a algunos miembros permanentes del Consejo (formado por EE.UU., Francia, Reino Unido, Rusia y China), aunque no citó a ninguno en concreto, si bien el contexto de su intervención dejó claro que se refería a los tres primeros.

Así, criticó su “actitud injusta y doble estándar”, especialmente sobre “la conducta del régimen sionista ocupador sobre el pueblo palestino durante los pasados sesenta años”.

Además, Ahmadineyad afirmó que esos miembros permanentes del Consejo de Seguridad “abusan de la libertad de expresión para justificar su silencio hacia los que ofenden… a los profetas divinos”, en una alusión al vídeo y las caricaturas sobre Mahoma, que ha causado protestas y disturbios en el mundo árabe en las últimas semanas.

También acusó a esos países de “violar”, en el nombre de la libertad y de la seguridad internacional, los derechos y libertades básicos de otras naciones.

El presidente iraní consideró, en este debate sobre el estado de derecho, que la ley debe ser aplicada “con iguales derechos y obligaciones”.

Por ello, afirmó que “el privilegio discriminatorio” del derecho de veto que disfrutan los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad “carece de legitimidad”, y es por ello que este organismo “ha fracasado” en el establecimiento de la justicia, la paz y la seguridad en el mundo.

 

Turquía invita a Mursi para que realice una visita al país con el objetivo de mejorar las relaciones

El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, charla con su ministro de exteriores, Ahmed Davutoglu. Reuters

El Gobierno de Turquía ha invitado oficialmente este pasado lunes al presidente egipcio, Mohamed Mursi, para que realice una visita al país euroasiático con el objetivo de discutir una mejora de las relaciones bilaterales y reafirmar la postura de ambos países respecto a los acontecimientos políticos regionales, especialmente en Siria y los Territorios Ocupados Palestinos.

Según el diario egipcio ‘Al Masry al Youm’, la invitación fue entregada por el ministro de Exteriores turco, Ahmet Davutoglu, durante su visita a El Cairo de la semana pasada. Durante la misma, afirmó que Ankara entregará 2.000 millones de dólares (unos 1.545 millones de ruso) para apoyar a la economía egipcia a través de inversiones y un depósito en el Banco Central de Egipto.

Asimismo, fuentes gubernamentales han asegurado que Mursi acudirá a la conferencia general del Partido Justicia y Desarrollo (AKP), que se celebrará el 30 de septiembre, durante su estancia en Turquía. El AKP ha sido puesto como ejemplo por varios partidos islamistas tras la ‘Primavera Arabe’ de cara a la implantación de un modelo de Estado islamista moderado.

Margallo: “Los cooperantes podrán volver a Tinduf” y el Polisario “dispuesto” aumentar la seguridad

El ministro de Asuntos Exteriores español, José Manuel García-Margallo (d), saluda a su homólogo argelino, Mourad Medelci durante la visite de este último a Madrid el 13 de septiembre. EFE

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, ha asegurado este jueves que los cooperantes españoles podrán regresar con una “seguridad aceptable” a los campamentos de refugiados saharauis en Tinduf una vez se apliquen una serie de medidas acordadas con las ONG y trasladadas al Frente Polisario y limitando su presencia a lo estrictamente necesario.

Durante su comparecencia ante la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso a petición propia, el ministro ha explicado a los diputados los motivos que llevaron al Gobierno a la repatriación de una docena de cooperantes de los campamentos de refugiados a finales de julio y ha insistido en que existía un riesgo “inminente” de secuestro y por eso se llevó a cabo sin un anuncio previo.

Según Margallo, desde que esto ocurrió el Gobierno ha mantenido contactos con el Frente Polisario y con las autoridades argelinas “al más alto nivel” para mejorar la seguridad en los campamentos y las autoridades saharauis han adoptado algunas medidas concretas.

Además, el Polisario se ha mostrado “dispuesto” a aplicar una serie de medidas formuladas por la Agencia Española de Cooperación Intenacional para el Desarrollo (AECID), de acuerdo con las ONG que trabajan en Tinduf, y “la próxima semana se les harán llegar otra serie de medidas más concretas”.

“Si se aplican estas medidas, los cooperantes españoles podrían regresar a residir en los campamentos en condiciones de seguridad aceptables aunque limitando su número y estancia a lo mínimo indispensable según lo requiera la ejecución de cada programa”, ha adelantado.

Asimismo, el titular de Exteriores ha recalcado que el Gobierno de Mariano Rajoy no ha cambiado su “posición de fondo” en cuanto al contencioso del Sáhara Occidental ni el carácter prioritario que da a la ayuda humanitaria al pueblo saharaui, del que España es el primer donante mundial.

ASVDH denuncia represión al llegar al Sahara Occidental el Relator de ONU contra la tortura

Relator de la ONU contra la tortura y los malos tratos, Juan Méndez.

La Asociación Saharaui de Víctimas de Derechos Humanos (ASVDH) denunció ayer la represión ejercida contra los activistas de derechos humanos en una manifestación en El Aaiún que coincidió con la presencia en la ciudad del Relator de la ONU contra la tortura y los malos tratos, Juan Méndez.

Según aseguraron fuentes de la ASVDH, una multitudinaria manifestación pro independentista se celebró ayer tarde en la céntrica Avenida Smara de la capital saharaui, pero la policía marroquí “cargó con violencia” y dejó a 25 personas heridas o magulladas, de las que 6 requirieron hospitalización.

En la mañana del lunes, el Relator se reunió con al menos tres organizaciones independentistas (entre ellas ASVDH y CODESA, a la que pertenece la activista Aminatu Haidar), a las que solicitó ceñir sus testimonios a casos concretos de torturas y malos tratos, sin entrar en consideraciones políticas, dijeron las fuentes.

No está claro (ya que el Relator decide con quién quiere entrevistarse y puede cambiar su agenda) si Méndez se reunirá con miembros de la Minurso, la misión de la ONU que supervisa el alto el fuego en el territorio pero que no tiene mandato para velar por los derechos humanos, pese a la insistencia a este respecto de los  saharauis.

La visita de Méndez se ha producido a invitación del gobierno marroquí, y durará siete días (hasta el sábado), durante los cuales se espera que se reúna con organismos defensores de derechos humanos y autoridades marroquíes, además de visitar varias prisiones y comisarías de policía.

Bardem: “La gente pregunta qué se puede hacer con respecto al Sahara al ver ‘Hijos de las nubes'”

De izquierda a derecha, el director y productor español Álvaro Longoria, la productora Lilly Hartley y el actor español y protagonista Javier Bardem posan durante la presentación de la película ‘Sons Of The Clouds: The Last Colony’. EFE

Javier Bardem, que hoy presentó en el Festival Internacional de Cine de Toronto (TIFF) “Hijos de las nubes”, un documental sobre los refugiados saharauis que ha producido, dijo que el problema del Sahara Occidental “es una patata caliente” al que nadie quiere prestar atención.

Bardem, junto con el director del largometraje, Álvaro Longoria, presentaron el documental en el que la cámara sigue al actor español en los campos de refugiados saharauis en el corazón del desierto, así como en los pasillos de Naciones Unidas para intentar desempolvar la cuestión del Sahara Occidental.

Durante una entrevista con al agencia de información española  Efe en Toronto, Javier Bardem y Álvaro Longoria dijeron que uno de los objetivos del filme es dar a conocer la problemática saharaui en el resto del mundo, donde es prácticamente desconocida.

“La reacción de la gente que la está viendo fuera de España es buena. La mayoría de la gente no sabe de este asunto, de este conflicto, y lo reciben con cierta sorpresa y también con preguntas como por qué es así está situación, desde cuándo y qué se puede hacer al respecto” dijo Bardem.

El actor, que lleva años involucrado con la causa saharaui, dijo que lo que ha aprendido al hacer el documental es que “nadie quiere hablar del tema, que es una patata caliente para muchos”.

“Pero que curiosamente cuando se habla de ello en una forma más privada, sin la cámara apuntando, la mayoría de la gente responsable de alguna forma de que la situación siga así, son conscientes de que lo están haciendo mal” dijo Bardem.

“Por parte de embajadores de Estados Unidos o de Francia, evidentemente saben que tienen que hacer algo sobre ello y tienen que hacerlo rápido para evitar lo que está sucediendo en el norte de África” añadió en referencia a las revueltas populares en los países árabes.

Por su parte, Longoria dijo que la cuestión del Sahara sufre de la llamada “realpolitik”, en el que determinados gobernantes asumen que ellos conocen la situación mejor que todos los demás, y que es un error.

“A largo plazo creo que es un error y creo que es un poco el punto de la película, como se ha demostrado en las revoluciones árabes, que ésta ‘realpolitik’ acaba explotando en nuestras manos”, señaló.

Longoria insiste en que la inacción de países como Estados Unidos, Francia o España para dar una solución real a la cuestión saharaui es algo peligroso.

Bardem cree que parte de la razón por la que el conflicto saharaui es un conflicto invisible es “en primer lugar porque no ha habido sangre, lo cual es muy triste”.

“Y esperemos que no lo siga habiendo. El pueblo saharaui es un pueblo afianzado en una forma pacifista de intentar llegar a una solución, tiene una paciencia inquebrantable, y están llegando las nuevas generaciones que está naciendo en los campos de refugiados a plantearse si merece la penar seguir siendo así” dijo.

“El hecho de que se hable poco de esta situación fuera tiene que ver también con como Marruecos ha hecho muy bien su trabajo. Tiene dos grandísimos aliados, Francia y EE.UU. que hacen el trabajo de acallar e intentar que no se hable mucho de este asunto por lo incómodo que es” añadió.

Bardem, para quien este es el segundo documental que produce, terminó diciendo que “tendríamos que estar haciendo documentales todos los días de tantos temas tan duros que hay afuera y aquí dentro. Uno hace lo que puede y cuando puede. No es tanto lo que le aporta a uno sino lo que uno puede aportar”.

El Parlamento Europeo apoya el derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación

El Parlamento Europeo reitera “el derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación y a decidir sobre el estatuto del Sahara Occidental mediante un referendo democrático, con arreglo a las resoluciones de las Naciones Unidas pertinentes”.

También solicita a Marruecos y al Frente Polisario que prosigan con las negociaciones para “una solución pacífica y duradera en el Sahara Occidental”, según un informe respaldado hoy por el pleno, con la aprobación de 511 votos  a favor, 73 en contra y 78 abstenciones.