Archivo diario: 28/09/2012

Margallo garantiza el apoyo de España al enviado de la ONU para el Sahara Occidental

El ministro de Exteriores español, José Manuel García-Margallo.

El ministro de Exteriores español, José Manuel García-Margallo, garantizó hoy que el enviado especial de la ONU para el Sahara Occidental, el estadounidense Christopher Ross, cuenta con el apoyo “político y material” de España para lograr una solución sobre el futuro del territorio.

Margallo y Ross se reunieron ayer, jueves, en el marco de los debates de la Asamblea General de Naciones Unidas, según explicó hoy ante la prensa el ministro, quien subrayó que el enviado especial, cuya sustitución pidió Marruecos hace unos meses, ha reanudado sus actividades “después de una etapa de una cierta suspensión”.

“Le hemos garantizado el apoyo de España en la búsqueda de una solución estable, pacífica para el Sahara Occidental, que tenga en cuenta el principio de la libre determinación del pueblo saharaui en el marco de los principios y resoluciones de Naciones Unidas”, explicó el jefe de la diplomacia española sobre el encuentro.

Margallo subrayó que la cuestión saharaui es “un asunto especialmente sensible para España”, por lo que destacó el interés de Madrid en que Ross tenga éxito en su labor por desbloquear y hacer avanzar las negociaciones entre Rabat y el Frente Polisario, representante saharaui en el contencioso.

“Contará con el apoyo de España tanto político como material en lo que sea posible y hemos quedado en tener contactos más que frecuentes”, indicó el ministro, quien poco antes se reunió con su homólogo marroquí, Saad-Eddine El Othmani para presentar una iniciativa conjunta para la mediación en el Mediterráneo.

Marruecos había retirado en mayo pasado su confianza a Ross por su supuesta parcialidad contra las tesis de Rabat en el conflicto saharaui y porque “no había conseguido ningún avance significativo”, pero el pasado agosto el secretario general, Ban Ki-moon, logró un acuerdo con Rabat para que el enviado permaneciera en el cargo.

Una de las quejas principales de Marruecos con respecto a Ross era su insistencia en aferrarse a la independencia de la Misión de la ONU para el Referéndum en el Sahara Occidental (Minurso) y su supuesto intento por hacer que esa misión tuviera un mandato sobre temas relativos a los derechos humanos.

Anuncios