Margallo visita Mauritania y la agencia de noticias del país africano lo confunde con Moratinos

Margallo

El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha visitado este lunes Mauritania y se ha reunido con Mohamed Ould Abdelaziz en el palacio presidencial de Nuakchot, donde ambos han analizado las relaciones bilaterales y la crisis en el vecino Mali.

Además abordaron los problemas del acuerdo pesquero con la UE, que España considera que restringe las posibilidades de pesca de su flota en aguas mauritanas.

Margallo también ha hablado con el presidente Mohamed Ould Addelaziz, y con su homólogo Hamadi Ould Hamadi, el conflicto de Malí y sus consecuencias para Mauritania, donde han llegado casi 70.000 refugiados, en su mayoría tuareg y árabes que huyen por temor a las represalias del Ejército maliense.

El Ejecutivo mauritano le ha trasladado al jefe de la diplomacia española que “facilitaría mucho las cosas” que las empresas españolas pesqueras se instalaran en el país africano para crear puestos de trabajo y hacer partícipes a la población de los beneficios de la explotación.

Por otra parte, ha señalado el ministro español, el Gobierno mauritano está “muy satisfecho” con la cooperación española al desarrollo en su país y con la colaboración en la lucha contra la inmigración irregular, frenada prácticamente en el último año.

A modo de anécdota, la agencia oficial de información de Nouakchot ani.mr, que cubrió el acto como los demás medios de comunicación mauritanos,  en lugar de ilustrar la noticia con un imagen de José Manuel García-Margallo, puso en su lugar al exministro de Asuntos Exteriores en la era de José Luis Rodríguez Zapatero, Miguel Ángel Moratinos, que ocupó dicha cartera durante los años 2004 hasta 2010, sustituido posteriormente por Trinidad Jiménez. (Después de haber sido publicado en este blog el despiste de la agencia ani.mr sobre la imagen del ministro Margallo, la agencia de noticias procedió a corregir el error).

Miguel Ángel Moratinos

Anuncios

Los comentarios están cerrados.