El Parlamento bahreiní aprueba una propuesta que acusa a Hezbolá de “organización terrorista”

Desfile-de-soladados-de-Hezbolá1Es el primer país árabe en tomar este tipo de propuestas. El Parlamento de Bahréin ha aprobado este martes una propuesta urgente para designar al partido milicia chií libanés Hezbolá como una organización terrorista, al tiempo que ha solicitado al Gobierno que se coordine a través del Ministerio de Exteriores con los países del Golfo Pérsico para aplicar la medida.

   “Pido al Ministerio de Exteriores que colabore con los países del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) para aplastar a Hezbolá”, ha dicho el parlamentario salafista Jassim al Saidi, encargado de impulsar la propuesta, tal y como ha recogido el diario libanés ‘An Nahar’.

   La misma ha sido criticada por el parlamentario Jaled Abdul Aal, quien ha dicho que la propuesta tiene “una base sectaria” y que el único motivo de la misma es que Hezbolá “es chií”, según ha informado la cadena de televisión estadounidense CNN. Asimismo, ha recalcado que el rey es el único que tiene autoridad para tomar medidas de este tipo.

   “No ha tenido en cuenta la resistencia del grupo contra Israel. La propuesta no tiene valor y podría ser contestada solicitando la expulsión del embajador de Estados Unidos por interferir en los asuntos internos del país”, ha agregado.

   Las relaciones entre Bahréin y Hezbolá se ha tensado desde el inicio de las protestas pro democráticas en el país, lideradas por la comunidad chií pero que han contado con la participación de grandes sectores de la comunidad suní.

   El secretario general de Hezbolá, Hasán Nasralá, criticó duramente la represión violenta de las manifestaciones por parte de las autoridades- que solicitaron la intervención de fuerzas militares saudíes y emiratíes-, lo que provocó que Manama acusara a la formación de injerencia y de fomentar el levantamiento.

   La oposición ha denunciado en reiteradas ocasiones las medidas violentas utilizadas por las fuerzas de seguridad y ha afirmado que han fallecido más de 80 personas desde el inicio de las protestas, la mayoría de ellas por inhalación de gases lacrimógenos y atropellos de vehículos policiales.

   Asimismo, desde el inicio de la represión de las autoridades contra los manifestantes, ONG internacionales como Amnistía Internacional (AI), Human Rights Watch (HRW) o Reporteros Sin Fronteras (RSF) han emitido múltiples comunicados para denunciar la situación de Derechos Humanos en el país y pedir a la comunidad internacional una postura activa de presión sobre el Ejecutivo.

   En enero, el monarca hizo una propuesta de diálogo a la oposición, que respondió que la misma “es vaga y está cubierta de niebla”, al tiempo que destacó que “no refleja un acercamiento real y serio para responder a las demandas de la población”.

   El anterior proceso de diálogo para intentar poner fin a la crisis política en Bahréin concluyó en julio de 2012 sin alcanzar ningún acuerdo por la retirada del principal grupo de la oposición, Al Wefaq, que denunció que estaba infrarrepresentado en la mesa de diálogo.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.