Los motivos por los cuales Francia no se opondrá a la iniciativa de los EEUU en materia de DDHH

untitled

Francia posiblemente no va a utilizar su derecho a veto contra el proyecto de resolución que ha presentado EEUU a favor de incluir en el mandato de la MINURSO la supervisión de la situación de los derechos humanos en el Sahara Occidental, en los campamentos de refugiados de Tinduf y en las zonas liberadas bajo control del Polisario. La iniciativa será debatida el día 22 y votada el 25 de abril en el Consejo de Seguridad.

Esa decisión de la administración de Obama ha dejado a Marruecos tiritando: que si reunión del gabinete presidencial convocado por el Rey; que si una gira maratoniana de sus consejeros por los países del Consejo de Seguridad para que rechacen la iniciativa norteamericana el día 25 de abril; que si suspensión de las maniobras militares conjuntas con EEUU –African Lion 2013-… En fin, Marruecos está nervioso, y para colmo Francia parece posicionarse a favor de la propuesta estadounidense.

Las razones por las cuales Francia no hará uso de su derecho a veto, las encontramos en un artículo del diario árabe Alquds. Según el corresponsal en Madrid de este periódico que se edita en Londres, los argumentos esgrimidos por los expertos y analistas en materia de relaciones entre Europa y el Magreb árabe, con los que se ha entrevistado, dejan claro el  posible posicionamiento francés a favor de la propuesta norteamericana. El diario las resume en los son los siguientes siete puntos:

  1.  El voto de Francia en el Consejo de Seguridad no representa únicamente los intereses del país galo, sino también los de la Unión Europea, y en especial de países como España, Alemania, Países del Este y los País Bajos (Bénélux). Y éstos estado están de acuerdo con EEUU a favor del derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación, a la vez que piden mecanismo para la supervisión de los derechos humanos en el Sahara Occidental. El veto francés será interpretado como una aventura política y una situación incómoda, que hará que Francia se enfrente con muchos aliados.
  2. Al mismo tiempo, no existe ninguna controversia en cuanto al respeto de los derechos humanos en el conflicto saharaui. Las grandes potencias están de acuerdo sobre esta materia, excepto China, que adopta una forma imparcial, a la par que no se interesa por este litigio. Y entre los cinco países Gran Bretaña es la que reclama una mayor defensa de los derechos humanos.
  3. Francia siempre rechazaba incluir la supervisión de los derechos humanos en el mandato de la (MINURSO), pero solo cuanto la iniciativa era presentada por países como Sudáfrica. Pero esta vez la propuesta procede, por vez primera, de la administración norteamericana.

Y vistos los intereses de Francia en el mundo, y su necesidad de EEUU, no se aventurará en utilizar su derecho a veto en una cuestión (la de los DDHH) que entiende que es secundaria, en tanto en cuanto que la petición de EEUU es de supervisión de los DDHH, lo que no implica un apoyo del derecho de autodeterminación como solución del conflicto.

  1. El nuevo presidente de Francia, François Hollande no comulga con tantos ánimos con la iniciativa de la autonomía marroquí presentada en 2007, como lo fueron sus predecesores Jacques Chirac y Nicolas Sarkozy. En su discurso de hace dos semana en el Parlamente marroquí, Hollande hice énfasis sobre los derechos humanos, así como destacó las resoluciones de las Naciones Unidas. Elogió la propuesta de la autonomía, pero no la adoptó.
  2. Francia sufre fuertes presiones en el seno de las Naciones Unidas en lo que se refiere a los derechos humanos en el Sahara Occidental. Los activistas europeos, con el apoyo del Polisario, han empezado a asediar a Francia en ese asunto. Además el Polisario ha comenzado a penetrarse en las filas de la élite política francesa. Activistas en pro del Polisario organizaron hace unos días manifestaciones  frente a las embajadas de Francia en varios países europeos.
  3. Francia ya ha evitado el uso de veto cuando las Naciones Unidas estuvieron a punto de obligar a Marruecos, en el 31 de julio de 2003, aceptar el plan de James Baker, cuyo contenido era la aceptación de la autonomía, y transcurridos cuatro o cinco años se procedía a la celebración de un referéndum de autodeterminación. Francia en aquel tiempo estaba presidida por Jacques Chirac. Marruecos criticó la España de José María Aznar.
  4. Si Francia utiliza el veto, sus relaciones con Argelia entrarán en una fase muy tensa. París, actualmente, no está a la labor de perder esa relación que califica de estratégica, especialmente en áreas económicas, y en tiempos de crisis en la economía francesa.
Anuncios

Los comentarios están cerrados.