El emir de Catar convoca a una cumbre a la Familia Real entre rumores de su posible abdicación

Catar 2

El príncipe heredero de Catar, Tamim bin Hamad al Zani, y su padre el emir Hamad bin Khalifa Al Thani

El emir de Catar, Hamad bin Khalifa Al Thani, se reúne hoy en una cumbre con los miembros de la Familia Real y figuras prominentes de la sociedad catarí, según adelantó el canal de televisión Aljazeera.

Este encuentro llega en medio de crecientes rumores sobre la posible intención del emir de traspasar el poder al príncipe heredero, Tamim bin Hamad al Zani, de 33 años.

Una transición así, hecha por el emir Hamad bin Khalifa Al Thani, de 61 años de edad, sería muy inusual entre las autocracias del Golfo Pérsico, donde la mayoría de los gobernantes lo son hasta la muerte. Catar no ha dado ningún informe sobre la salud del emir, pero se cree que está enfermo.

No se conoce más detalles sobre las conversaciones previstas para este lunes, pero Aljazeera fue fundada por el gobierno de Catar y refleja fielmente sus opiniones sobre las cuestiones internas.

Catar, aliado de Occidente, es uno de los principales patrocinadores de los rebeldes sirios y acoge los esfuerzos de paz liderados por Estados Unidos con el Talibán afgano.

Si bien no se prevén cambios inmediatos en la política con el príncipe heredero, jeque Tamim bin Hamad Al Thani, de 33 años y educado en Gran Bretaña, una posible transición podría incluir la salida del influyente jeque Hamad bin Jassim Al Thani, quien se desempeña como primer ministro y ministro de Relaciones Exteriores.

El traspaso de poder podría sería una señal del repentino surgimiento de una nueva generación al frente de uno de los países más ricos y políticamente ambicioso de la región cuyo perfil internacional ha aumentado considerablemente desde la Primavera Árabe como un patrocinador clave de las fuerzas rebeldes en Libia y Siria.

Catar no ha hecho ninguna declaración oficial sobre un posible cambio de liderazgo a pesar de que ha crecido la especulación en las últimas semanas sobre una posible dimisión del jeque.

El jeque Hamad es el jefe del Estado catarí desde 1995, tras deponer a su padre en un golpe palaciego, y ha convertido a este pequeño país, rico por sus recursos energéticos, en un actor clave de la región.

Una posible transición a un gobernante nacido en la década de 1980 es un marcado contraste con los vecinos como Arabia Saudita, que sigue siendo dominado por figuras de la vieja guardia en la línea para suceder al rey Abdulá, de 90 años.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.