Archivo mensual: julio 2013

El termómetro argelino “engaña” a las zonas del sur

Salamu Hamudi Bachri

Es harto sabido que en el gran Sahara argelino el calor es una cuestión indudable e insoportable.  Lo que ciertamente está en tela de juicio es la forma de medir el grado de ese sofocante calor que azota durante los meses de verano a las zonas del sur argelino (donde también se ubican los campamentos de refugiados saharauis desde hace 40 años).  Ya que según los meteorólogos argelinos las temperaturas en esa árida región solo alcanzan como máximo los 48 grados centígrados. Es decir, nunca se superan los 50 grados bajo sombra.

1011415_366386803484734_556614027_n

Las temperaturas pueden alcanzar los 53 en algunas regiones.

Una opinión que los meteorólogos occidentales no comparten, y tienen la sensación de que el Gobierno argelino no calcula correctamente la temperatura “a sabiendas” de ello. Los expertos aseguran que no solo el calor roza los 48 grados en esas áreas del país, sino que va más allá, e incluso sobrepasa la barrera de los 50 grados en época estival, a saber: 53 en más de una ocasión. ¿A qué se debe entonces esa discordancia?

A esa pregunta ha respondido el diario argelino echoroukonline.com en un artículo con opinión de especialistas. Y la conclusión es que Argelia desde que se independizó “ha engañado” a sus ciudadanos del sur ocultándoles las cifras reales de las temperaturas, para precisamente escabullirse de la aplicación de las Leyes Internacionales sobre los derechos de los trabajadores, redactados por las Naciones Unidas.

El diario del país magrebí expone dos razones, que según los expertos consultados, son por la6s cuales el gobierno argelino “engaña” a sus ciudadanos en la información que proporciona en el espacio meteorológico en la televisión oficial, y prefiere solo pronunciar la cifra de los 48 y no los más de 50 grados.

Calor en el Sahara

Argelia solo registra 48 grados en las cálidas zonas del sur.

En el primero de ellos, es que el hecho de que se llegue a registrar más de 50 grados centígrados, el ejecutivo argelino tendría en la práctica que considerar julio y agosto en esas regiones como meses festivos en el calendario laboral, y en especial para a aquellos que están más expuestos a la luz solar. Y el segundo motivo, es que Argelia estaría además en la obligación de activar todos los medios excepcionales durante el verano, solo equiparable a lo que se suelen desplegar en casos de los terremotos con magnitud 5, 6 en escala de Richter.

Y en eso bien lo saben los obreros, barrenderos, agentes de movilidad y demás trabajadores cuya jornada laboral se desarrolla en la calle, haga 0 ó 50ºC y que lo sufren en carne viva, y en especial en esas fechas del noveno mes del cómputo musulmán: Ramadán, donde se ayuna casi 18 horas en esa zonas sin agua ni comida hasta el atardecer.

 

Palestinos e israelíes inician conversaciones en Estados Unidos sin muchas concesiones

Negociaciones

Ambas delegaciones frente a John Kerry en Washington. Agencias

Negociadores israelíes y palestinos inician en la noche de este lunes, en Washington, unas conversaciones que pretenden mantener durante al menos nueve meses con el objetivo de alcanzar un acuerdo de paz, en un primer contacto marcado por una obligada prudencia tras décadas de fracasos.

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, recibirá en el Departamento de Estado a los negociadores israelí, Tzipi Livni, y palestino, Saeb Erekat, para unas breves conversaciones seguidas de una cena conjunta que suponen el primer intento de reanudar las negociaciones directas desde 2010.

“Sé que las negociaciones van a ser difíciles, pero también sé que las consecuencias de no intentarlo podrían ser peores”, aseguró Kerry en un discurso horas antes de recibir a los negociadores. Fuentes del Departamento de Estado indicaron que no está previsto que trascienda información de la cena de esta noche hasta la conferencia de prensa de mañana.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, calificó las reuniones de hoy como “un avance prometedor” y confió en que alcancen su objetivo de “lograr dos Estados, uno al lado del otro en paz y seguridad”.

Las conversaciones buscan trazar un plan de trabajo para reanudar las negociaciones de paz y se prolongarán hasta el martes por la tarde, cuando se espera que Kerry comparezca ante la prensa junto a Livni y Erekat para informar sobre los primeros contactos.

Pese al hermetismo con el que arranca el diálogo, Estados Unidos sí ha revelado un componente clave del nuevo proceso: un margen de tiempo de “al menos nueve meses”, a partir de este lunes, durante los que las partes se han comprometido a mantener vivas las negociaciones, en palabras de la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki. Quedan por delante muchas decisiones difíciles para los negociadores y para los líderes.

“No es una fecha límite, pero vamos a hacer todos los esfuerzos posibles para llegar a un acuerdo en ese plazo”, señaló. En caso de llegar a abril de 2014, cuando terminan los nueve meses, sin un acuerdo final pero con “progresos” sólidos, las negociaciones podrán proseguir, explicó la portavoz.

“Quedan por delante muchas decisiones difíciles para los negociadores y para los líderes a medida que buscamos acuerdos razonables en asuntos difíciles, complicados, sensibles y simbólicos”, señaló Kerry.

Las conversaciones de paz entre israelíes y palestinos han tropezado constantemente con asuntos como los asentamientos ilegales de ortodoxos judíos, prisioneros o la base de referencia para trazar las fronteras que permitan la convivencia de dos estados.

En ese marco, Estados Unidos confía en que el escepticismo de muchos funcionarios de ambas partes comience a disiparse a base de gestos que generen confianza, como el anuncio de Israel de que liberará a 104 presos palestinos encarcelados antes de los Acuerdos de Oslo de 1993.

Emotiva actuación de Mariam Hassan en Suecia