Palestinos e israelíes inician conversaciones en Estados Unidos sin muchas concesiones

Negociaciones

Ambas delegaciones frente a John Kerry en Washington. Agencias

Negociadores israelíes y palestinos inician en la noche de este lunes, en Washington, unas conversaciones que pretenden mantener durante al menos nueve meses con el objetivo de alcanzar un acuerdo de paz, en un primer contacto marcado por una obligada prudencia tras décadas de fracasos.

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, recibirá en el Departamento de Estado a los negociadores israelí, Tzipi Livni, y palestino, Saeb Erekat, para unas breves conversaciones seguidas de una cena conjunta que suponen el primer intento de reanudar las negociaciones directas desde 2010.

“Sé que las negociaciones van a ser difíciles, pero también sé que las consecuencias de no intentarlo podrían ser peores”, aseguró Kerry en un discurso horas antes de recibir a los negociadores. Fuentes del Departamento de Estado indicaron que no está previsto que trascienda información de la cena de esta noche hasta la conferencia de prensa de mañana.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, calificó las reuniones de hoy como “un avance prometedor” y confió en que alcancen su objetivo de “lograr dos Estados, uno al lado del otro en paz y seguridad”.

Las conversaciones buscan trazar un plan de trabajo para reanudar las negociaciones de paz y se prolongarán hasta el martes por la tarde, cuando se espera que Kerry comparezca ante la prensa junto a Livni y Erekat para informar sobre los primeros contactos.

Pese al hermetismo con el que arranca el diálogo, Estados Unidos sí ha revelado un componente clave del nuevo proceso: un margen de tiempo de “al menos nueve meses”, a partir de este lunes, durante los que las partes se han comprometido a mantener vivas las negociaciones, en palabras de la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki. Quedan por delante muchas decisiones difíciles para los negociadores y para los líderes.

“No es una fecha límite, pero vamos a hacer todos los esfuerzos posibles para llegar a un acuerdo en ese plazo”, señaló. En caso de llegar a abril de 2014, cuando terminan los nueve meses, sin un acuerdo final pero con “progresos” sólidos, las negociaciones podrán proseguir, explicó la portavoz.

“Quedan por delante muchas decisiones difíciles para los negociadores y para los líderes a medida que buscamos acuerdos razonables en asuntos difíciles, complicados, sensibles y simbólicos”, señaló Kerry.

Las conversaciones de paz entre israelíes y palestinos han tropezado constantemente con asuntos como los asentamientos ilegales de ortodoxos judíos, prisioneros o la base de referencia para trazar las fronteras que permitan la convivencia de dos estados.

En ese marco, Estados Unidos confía en que el escepticismo de muchos funcionarios de ambas partes comience a disiparse a base de gestos que generen confianza, como el anuncio de Israel de que liberará a 104 presos palestinos encarcelados antes de los Acuerdos de Oslo de 1993.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.