Archivo de la categoría: Magreb Árabe

Argelia detiene al ex alto mando de la lucha contra el terrorismo por “constitución de banda armada”

10044_963

El general ha sido acusado por “constitución de banda armada”. Agencias.

A pesar de que las autoridades argelinas son muy sensibles con todo lo que acontece alrededor de los asuntos castrenses y de inteligencias, según algunos medios de comunicación del país, el pasado jueves fue detenido el que era máximo jefe de la lucha contra el terrorismo de la Dirección de Inteligencia y Seguridad (DRS en sus siglas en francés), el general Abdelkader Aït Ouarabi, conocido como el general Hassan, quien fue procesado entre otros delitos “por constitución de banda armada y declaración falsa sobre la cantidad de armas en su posesión”, acusaciones graves que en el país árabe se pueden traducir en pena capital, en caso de que sean ciertas tales acusaciones por parte de tribunales militares.

El general Hassan, que se encontraba bajo arresto domiciliario desde hace dos, había sido prejubilado, a finales de 2013, por mandato del presidente de la República, Abdelaziz Buteflika, junto a un buen número de altos cuadros del servicio de espionaje y el ejército, a consecuencia de los famosos acontecimientos de la planta gasística de Tinguenturin, donde el general participó activamente en el desenlace del mayor secuestro, tal vez de la historia, con un saldo de 39 extranjeros muertos de ocho nacionalidades, un argelino y 29 terroristas.

El general Hassan, quien fue detenido en su casa en la capital argelina, tiene parentesco familia, según medios de comunicación, con el jefe del poderoso servicio de inteligencias argelino (DRS), el general Mohamed Lamine Médiene, conocido como “Toufik”, de 74 años, 49 años en el servicio, y a la cabeza del máximo órgano desde 1990.

Salamu Hamudi.

Anuncios

Detenidos en Francia los autores del libro que “destapó” la enorme fortuna del rey Mohamed VI de Marruecos

Catherine

Cathérine Graciet

8191566-12793489

Éric Laurent

Detienen en Francia a los periodistas, Cathérine Graciet y Éric Laurent, autores de “El rey depredador. Apoderarse de Marruecos”, publicado en 2012 sobre la sospechosa fortuna de Mohamed VI. Ambos han sido acusados de un presunto chantaje  al monarca marroquí, quien le solicitan tres millones euros, según ha publicado el portal jeuneafrique.com

Los dos periodistas fueron detenidos hoy, 27 de agosto, al salir de un restaurante, donde según la misma fuente, había firmado la aceptación de un cheque de tres millones euros, y como contrapartida de desistir de publicar un libro que estaban en proceso de publicarlo.

Rey

“El rey depredador. Apoderarse de Marruecos”

Éric Laurent es el periodista francés que más frecuentó al difunto rey Hassan II, con el que escribió, en 1993, un libro de conversaciones titulado “La memoria de un Rey”. Catherine Graciet es la periodista francesa que en el libro La régente de Carthage (La regenta de Cartago) desmenuzaba la fortuna, lograda gracias a prácticas corruptas, del dictador tunecino Ben Ali y de su esposa Leila Trabelsi.

Sobre su último libro, “El rey depredador. Apoderarse de Marruecos”, a lo largo de sus 216 páginas, sus autores desgranan el rápido incremento de la fortuna de Mohamed VI hasta convertirse, en 2008, en el séptimo monarca más rico del mundo, superando a los emires de Catar y Kuwait. La fórmula es sencilla: “En Marruecos es el pueblo el que, cada día que Dios nos da, enriquece al rey comprándole productos de sus empresas”, que gozan con frecuencia de una situación de monopolio. Fuentes anónimas y algún conocido exbanquero aportan sus testimonios.

Salamu Hamudi

Marruecos, país donde los refugiados sirios mendigan

Después de recorrer cuatro mil kilómetros de sus casas, ciudadanos sirios desembarcan en Marruecos, un país que les prohíbe la entrada. Agencias

Recorren 4 mil kilómetros los refugiados sirios llegan a Marruecos, un país que les prohíbe la entrada. Agencias

Marruecos se ha convierte en el país del Norte África que peor trata a los refugiados de Siria. Ciento de miles de sirios se han visto obligados a emigrar hacia terceros países en busca de protección desde que en 2011 estallara el conflicto que ha sumergido el país árabe en una guerra fratricida que ha segado la vida de miles de personas y ciento de millones de desplazados a los países fronterizos, pero también a otras regiones a miles de kilómetros, como es el caso de Marruecos.

Después de recorrer cuatro mil kilómetros de sus casas, ciudadanos sirios desembarcan en Marruecos, un país que les prohíbe la entrada, ya que es necesario un visado, lo que les convierte, en caso de llegar clandestinamente al país, en inmigrantes ilegales. Las leyes del reino alauí impiden a los indocumentados a tener acceso al trabajo, inscribir a sus hijos en las escuelas o a una vivienda digna.

En una maniobra mediática, las autoridades marroquíes anunciaron a finales de julio del años pasado la regularización de más de 1000 sirios demandantes de asilo; sin embargo, un año después se destapó aquella farsa. Según las estadísticas, en poder de la ACNUR, desde 2011 se ha registrado la llegado de unos 1300 sirios a tierra marroquí. Teniendo en cuenta esta cifra, en el último informe de la organización estadounidense Human Rights Watch (HRW) relativo a la situación de los derechos humanos en Marruecos, publicado a principio de año, destacó que hasta enero de 2015 el reino alauí “no había determinado el estatus que otorgaría a más de 1.300 sirios, que el ACNUR reconoce como refugiados”.

Marruecos Siria1

Un niño refugiado sirio pidiendo limosna en las carreteras de ciudades marroquíes. Agencias

Marruecos Siria

Una mujer refugiada siria pidiendo limosna en las carreteras de ciudades marroquíes. Agencias

Ante este panorama, cientos de sirios se ven abocados a buscarse la vida a través de la mendicidad. Es muy habitual verles a la luz del día merodear cercas de las mezquitas y centros comerciales, exhibiendo sus pasaportes y tarjetas de identidad de la República de Siria, como aval de su procedencia, a la espera de la incierta bondad de los transeúntes. El propio rey de Marruecos Mohamed VI reconoció esos hechos en su último discurso con motivo del 62 aniversario de la llamada “Revolución del Pueblo y el Rey” el pasado 20 de agosto al afirmar: Lamentamos las condiciones que viven algunas de estas personas, que atraviesan situaciones difíciles, llegando a veces a recurrir a la mendicidad para poder subsistir. Y en lugar de enmendar esa trágica situación remata con “en este marco, se ha impuesto el visado a algunos ciudadanos de determinados países árabes, particularmente de Siria y Libia”.

Sirios en Marruecos1

Organizaciones critican a las autoridades marroquíes las trabas administrativas a los refugiados sirios. Agencias

Igualmente otro informe, esta vez de la Red Siria para los derechos humanos (ONG constituida en 2011), recientemente había afeado a Marruecos su “intransigencia y los obstáculos administrativos” que suele imponer a los refugiados sirios a la hora de solicitar asilo. De hecho Marruecos no concede la nacionalidad a los hijos nacidos de padre sirio y madre marroquí, a pesar de que la ley les reconoce tal derecho, sin embargo son tratados como refugiados.

Mientras tanto, el conflicto que vive Siria desde marzo de 2011 ha causado ya unos 136.000 muertos, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), mientras que seis millones de personas se han visto obligadas a desplazarse y más de dos millones se han refugiado en los países vecinos, de acuerdo con las cifras de Naciones Unidas.

Salamu Hamudi

Mauritania pone tierra de por medio con el Magreb Árabe y mira cada vez más a los países del Sahel

1

Después de las expulsiones de diplomáticos, tanto Argel como Nuakchot intentan evitar hablar de un “crisis diplomática”. Agencias.

A finales del mes pasado Mauritania expulsa a un diplomático argelino acosándole de “comprometer las relaciones entre Mauritania y Marruecos”, a raíz de la publicación de un artículo de prensa. Varios días después Argelia declara “persona non grata” a un representante mauritano en Argel, y califica el gesto de Mauritania como “inexplicable e injustificable”. Estos dos roces entre ambos países ponen fin a más de tres años de una luna de miel, que siempre despertó los recelos de Marruecos, el vecino incómodo. No obstante, tanto Argel como Nuakchot intentan evitar hablar de un “crisis diplomática”.

El último desmentido fue realizado el pasado viernes por la ministra de Asuntos Exteriores de Mauritania, Khadijettou Mbareck Fall, cuando volvió a reconocer que “no hay ningún tipo de malas relaciones entre los dos países hermanos, musulmanes y árabes”, insistiendo en “que las expulsiones de los diplomáticos responde únicamente a casos excepcionales”. A pesar de esto, lo cierto es que sí que hay índices, incluso antes de ese brusco desentendido político, de la existencia de fuertes divergencias en asuntos regionales tan sensibles como el conflicto de Malí o de Libia. Además el último desencuentro, ha sido la ausencia de Argelia en la reciente reunión de los ministros de interior de los países que conforman el Magreb Árabe, que se celebró en Nuakchot.

Hace tiempo que Mauritania comenzó poner tierra de por medio. El país africano viendo la ineficacia del Magreb Árabe, creado en 1989, decide, bajo la batuta del general Mohamed Uld Abdelaziz (elegido en 2009), orientar cada vez más su brújula hacia los países del Sahel en detrimento de la coalición norteafricana que integra además Argelia, Túnez, Libia y Marruecos. Es por ello, que el pasado año el país africano formó el llamado “Grupo de los Cinco del Sahel”, junto con Chad, Mali, Níger y Burkina Faso, cuyas prioridades son “intercambiar información y ser plataforma de estabilidad y seguridad en la región”. De hecho en la primera reunión de este G5, solicitaron a las Naciones Unidas una intervención militar para poner fin al conflicto libio, una exigencia que Argelia rechaza frontalmente, abogando siempre por la solución diplomática.

2

Hace tiempo que Mauritania comenzó poner tierra de por medio con el Magreb Árabe, el año pasado creó el G5. Agencias.

Otra elemento por el que los dos países africanos tampoco coinciden, fue el hecho de que Argelia marginara a Mauritania en las diferentes sesiones de negociación que desde hace varios meses patrocina entre los diferentes movimientos que luchan por la independencia del vasto territorio de Azawad (Norte de Mali) y el Gobierno central de Bamako; aunque ambos bandos malienses siguen enroscado en la firma de un acuerdo de un armisticio para poner fin a una larga guerra. Y las sesiones siguen en suelo argelino.

Sin embargo, a pesar de esos desencuentros, hubo un tiempo en que la coordinación en tema de seguridad y la lucha contra el terrorismo entre Argelia y Mauritania fue envidiable; y donde Marruecos fue el mayor perjudicado, debido a su constante mala relación con Argelia, con el que mantiene las fronteras cerradas desde hace más de 20 años. Pero también por las quejas de Mauritania sobre su promoción del cannabis en la región. De hecho el presidente mauritano, Mohamed Uld Abdelaziz, llamó la atención del Secretario General de la ONU sobre la amenaza del cannabis marroquí para la seguridad en la región sahelo-sahariana, según un informe sobre el Sáhara Occidental de Ban Ki-moon sometido al Consejo de Seguridad el pasado 10 de abril. Cosa que podría justificar la larga ausencia (hasta hoy) de un embajador de Mauritania en Rabat.

Pero Argelia y Mauritania, no solo cooperaban en materia de seguridad, sino también en el campo económico. Actualmente la empresa estatal argelina, Sonatrach, es propietaria del 40 por ciento de las explotaciones de hidrocarburos en el norte de Mauritania. Sin olvidar, que Argel fue quien impulsó la candidatura de Mauritania para presidir la Unión Africana durante el periodo entre enero de 2014 y enero de este año. Un detallo que Nuakchot supo exprimir hasta los últimos meses.

5

Mauritania pudo expulsar el diplomático argelino, acusar a Marruecos de infestar su territorio de cannabis y pedir intervención militar en Libia. Agencias.

Sin embargo, Mauritania de un tiempo a esta parte no se siente prioritaria en el proyecto del Magreb Árabe, y prefiere mirar hacia los países subsaharianos, tal vez porque estén más disponibles y más manejables que sus colegas árabes. Es consciente de su sensible lugar geográfico y demográfica (apenas 3 millones de habitante) muy frágiles y porosos para las potentes organizaciones terroristas que campan a sus anchas en el Sahel, como Al Qaeda del Magreb Islámico (AQMI) y el Movimiento para la Unicidad y la Yihad en África Occidental (MUJAO). Por eso tal vez, Mauritania, bajo el paragua del G5, pudo expulsar el diplomático argelino, acusar a Marruecos de infestar su territorio de cannabis y pedir intervención militar en Libia.

Salamu Hamudi  

Quién se acuerda de Libia

Libia

Autor: Salamu Hamudi

A punto de cumplirse el tercer aniversario de la caída del régimen de Muamar Gadafi, Libia se encuentra en un callejón sin salida, azotada por una espiral de violencia de consecuencias impredecibles. Libia a día de hoy es incapaz de levantar cabeza. Los gobiernos occidentales, que a la sazón, se apresuraban a “liberarla” de la tiranía, hoy están interesados en introducir sus hocicos en otras latitudes, prefieren que los libios se sumerjan en una lucha fratricida, que a corto plazo no tiene visos de terminar. La Libia de antaño, símbolo de riqueza y estabilidad, cuenta ahora mismo con dos parlamentos (uno en la capital Trípoli y el otro en Tobruk), dos gobiernos y un desorganizado ejército incapaz controlar este vasto territorio. Y todo empezó en nombre de la libertad.

Allá por septiembre de 2011 un triunfal, y ahora alicaído, Nicolás Sarkozy, y el primer ministro de Reino Unido, David Cameron, fueron aclamados por una muchedumbre jubilosa cuando visitaron Bengasi (este del país), entonces baluarte de los opositores del difunto Gadafi. “Pelearon como leones. Celebramos su coraje”, dijo en aquella oportunidad Cameron. Y engañaron al pueblo libio.

A día de hoy y grosso modo, el país que posee las mayores reservas de petróleo en África está en manos de varias milicias. En su capital y en Misrata, tercera ciudad libia, predominan los islamistas moderados de Fajr Libia (Alba de Libia). Bengasi, la segunda ciudad más poblada, está en un 80% bajo el yugo de Ansar Sharia (Partidarios de la Ley Islámica), un grupo tachado de terrorista por EE UU porque participó en el asesinato de su embajador en Libia en septiembre de 2012.

El resto de Bengasi y Tobruk lo controlan los hombres del general jubilado Khalifa Haftar al que obedecen los despojos del Ejército libio y que mantiene estrechas relaciones con la milicia de Zintan (noroeste), que tienen en su poder Saif el Islam, el primogénito del extinto Gadafi. Haftar cuenta con el respaldo del golpista Abdelfatah Al Sisi, actual presidente de Egipto.

Y ese naufragio se ha convertido en un auténtico quebradero de cabeza para sus tres vecinos árabes: Egipto, Túnez y Argelia, que están siendo salpicados por sus turbulencias. Pero el único país que ha manifestado su intención de acercar postura ha sido Argelia, quien ha apostado por una solución dialogado para salir de este atolladero, y que implique todos los actores políticos. Pero desafortunadamente los ruidos de la sinrazón aún se imponen al diálogo.

libia 1

A ese rompecabezas en el ámbito de la seguridad, se le añade una fuerte crisis institucional y administrativa difícil de encauzar. El parlamento de Trípoli (de tinte islamista) solo considera legítimo al Congreso General Nacional, elegido en 2012, y asignó el pasado mes de agosto Omar al Hassi como primer ministro; mientras que en la ciudad de Tobruk se “refugia” el actual Parlamento (electo en junio) y el primer ministro Abdullah al-Thani, después de que milicianos se tomaran por la fuerza la capital. Es decir, que los occidentales -que en su gran mayoría cerraron sus embajadas- carecen de interlocutores. Aunque la ONU reconoce la legitimidad del gobierno de Tobruk.

Ante este dantesco panorama de no lograrse una solución razonable- lejos de intervenciones militarse, como amaga Francia y sus aliados, en defensa de sus intereses- que permita estabilizar la actual situación, Libia terminará por convertirse en un problema crónico de inestabilidad regional, cuyos efectos se harán sentir en toda la cuenca mediterránea. Y en vano habría sido derramar tanta sangre y en balde se gritó por la paz y la libertad.

Buteflika es el candidato oficial para las elecciones presidenciales de abril en Argelia por cuarta vez

Buteflika

El actual presidente Abdelaziz Buteflika, de 76 años, fue elegido por primera ocasión en 1999; y reelegido en 2004 y 2009 para períodos de cinco años. Agencias

Argelia celebrará elecciones presidenciales el próximo 17 de abril, tal y como anunció el pasado 17 de enero el presidente Abdelaziz Buteflika quien, todavía convaleciente de un accidente cerebrovascular sufrido el año pasado, será el candidato oficial del partido gobernante, según ha confirmado esta tarde en una rueda de prensa en Argel, el secretario general del Partido Frente de Liberción Nacional (FLN), Amar Saadani.

“Solemnemente declaro que el presidente Abdelaziz Buteflika es el candidato oficial para las elecciones presidenciales” para el FLN, anunció Saadani; quien además explicó que Buteflika “dará a conocer su intención de presentarse el día en que crea conveniente”, sin concretar una fecha para ese anuncio.

El actual presidente Abdelaziz Buteflika, de 76 años, fue elegido por primera ocasión en 1999; y reelegido en 2004 y 2009 para períodos de cinco años. Buteflika tiene el derecho de competir por un cuarto período el próximo 17 de abril, junto con 45 candidatos que ya han confirmado su candidatura.

Los aspirantes a la presidencia tienen 45 días para presentar sus candidaturas. Para que éstas se oficialicen están obligados a recoger las firmas de 600 diputados del Parlamento o de asambleas legislativas locales de al menos 25 provincias.

En caso de no poder lograrlas, deberán recolectar 60.000 firmas de electores de 25 provincias diferentes con la condición de que haya un mínimo de 1.500 en cada región.

Salamu Hamudi Bachri

El Parlamento marroquí debate legalizar el hachís

Cannabis

Marruecos sigue siendo uno de los principales productores mundiales de cannabis. Agencias

El Parlamento marroquí debatirá mañana miércoles, en un hecho sin precedentes, el empleo del cannabis con fines terapéuticos, a petición de un grupo de diputados favorables a su legalización parcial, indicó uno de los impulsores del proyecto.

También se estudiará “el papel de la cultura del kif (como llaman al hachís en el norte de África) en la creación de una economía alternativa”, en un reino que es uno de los principales productores mundiales.

“El miércoles organizaremos en el parlamento una jornada dedicada al estudio de la utilización del kif terapéutico, con la presencia de expertos marroquíes e internacionales”, declaró  el diputado Mehdi Bensaid, del Partido Autenticidad y Modernidad (PAM).

“La idea es crear un debate relacionado con esto, ver a qué han dado lugar otras experiencias internacionales sobre la materia, sin llegar a la legalización total, pero controlada”, añadió.

Bensaid explicó que el grupo parlamentario del PAM, en el origen del proyecto, solicitó a “organismos internacionales”, a expertos suizos y a ONG que participen en el debate, “primera etapa hacia una proposición de ley”.

Según el programa , el coordinador de la Coalición Marroquí para la Utilización Médica e Industrial del kif, Shakib al Jayari, ardiente defensor de la legislación, tomará la palabra en el debate.

Aunque según cifras oficiales la superficie de cultivo de cannabis se redujo un 60% en diez años, hasta unas 50.000 hectáreas en la actualidad, Marruecos sigue siendo uno de los principales productores mundiales de cannabis, y unos 90.000 hogares viven de su producción en la región del Rif (norte), según el Ministerio marroquí del Interior.

España, Holanda, Italia, Alemania, Reino Unido, Canadá, Australia y la República Checa ya legalizaron el cannabis con fines terapéuticos.