Mariam a su fallecido padre Mahmud: “No estoy consciente de tu ausencia. Un inmenso vacío dejas”

En memoria del fallecimiento del padre de la compañera Mariam Mahmud Alalí, que en paz descanse, comparto con ustedes esta despedida escrita por ella.

IMG-20150816-WA0000

“Almarhum incha Allah”, Mahmud Alalí

Aún con el nudo en la garganta, y desorientada, quisiera redactar estas líneas en memoria de la desaparición física de mi PADRE (Mahmud Alalí Ahmed Alewa); que falleció la tarde del viernes a los 71 años en los campamentos saharauis. Esos campamentos en lo que crecí bajo tu protección, y la de mi madre y mis tres hermanas. Nos diste todo. Amor, consejos, calor, cariño, risas, respeto y dignidad. PAPÁ eres único. No estoy consciente de tu ausencia. Un inmenso vacío dejas. Tu sonrisa, tu humor, tu desparpajo, tu compromiso con la lucha de tu pueblo. Tus 40 años cosidos entre las montañas de la quinta legión en Bir Lehlú, en los territorios liberados del Sahara Occidental del Frente Polisario. Sé que moriste con la tristeza de no haber visto un Sahara Libre; pero te prometo que lo será más pronto que tarde. Ahora los que te conocieron lloran por tu viaje, pero también dan fe de tu grandeza y tu generosidad. Tu nombre siempre quedará en la memoria colectiva del pueblo saharaui. Permanecerán en mi mente tus consejos y tus enseñanzas de un padre y abuelo sabio, y que supo darnos lo mejor en la vida. Te echaré de menos. Te quiero mucho PAPÁ. Descanse en paz.

IMG-20150816-WA0001

Mariam, junto con su padre.

“Ina li Allah w aina ileihi ragui3un”.

Mariam Mahmud Alalí

Anuncios

Mauritania pone tierra de por medio con el Magreb Árabe y mira cada vez más a los países del Sahel

1

Después de las expulsiones de diplomáticos, tanto Argel como Nuakchot intentan evitar hablar de un “crisis diplomática”. Agencias.

A finales del mes pasado Mauritania expulsa a un diplomático argelino acosándole de “comprometer las relaciones entre Mauritania y Marruecos”, a raíz de la publicación de un artículo de prensa. Varios días después Argelia declara “persona non grata” a un representante mauritano en Argel, y califica el gesto de Mauritania como “inexplicable e injustificable”. Estos dos roces entre ambos países ponen fin a más de tres años de una luna de miel, que siempre despertó los recelos de Marruecos, el vecino incómodo. No obstante, tanto Argel como Nuakchot intentan evitar hablar de un “crisis diplomática”.

El último desmentido fue realizado el pasado viernes por la ministra de Asuntos Exteriores de Mauritania, Khadijettou Mbareck Fall, cuando volvió a reconocer que “no hay ningún tipo de malas relaciones entre los dos países hermanos, musulmanes y árabes”, insistiendo en “que las expulsiones de los diplomáticos responde únicamente a casos excepcionales”. A pesar de esto, lo cierto es que sí que hay índices, incluso antes de ese brusco desentendido político, de la existencia de fuertes divergencias en asuntos regionales tan sensibles como el conflicto de Malí o de Libia. Además el último desencuentro, ha sido la ausencia de Argelia en la reciente reunión de los ministros de interior de los países que conforman el Magreb Árabe, que se celebró en Nuakchot.

Hace tiempo que Mauritania comenzó poner tierra de por medio. El país africano viendo la ineficacia del Magreb Árabe, creado en 1989, decide, bajo la batuta del general Mohamed Uld Abdelaziz (elegido en 2009), orientar cada vez más su brújula hacia los países del Sahel en detrimento de la coalición norteafricana que integra además Argelia, Túnez, Libia y Marruecos. Es por ello, que el pasado año el país africano formó el llamado “Grupo de los Cinco del Sahel”, junto con Chad, Mali, Níger y Burkina Faso, cuyas prioridades son “intercambiar información y ser plataforma de estabilidad y seguridad en la región”. De hecho en la primera reunión de este G5, solicitaron a las Naciones Unidas una intervención militar para poner fin al conflicto libio, una exigencia que Argelia rechaza frontalmente, abogando siempre por la solución diplomática.

2

Hace tiempo que Mauritania comenzó poner tierra de por medio con el Magreb Árabe, el año pasado creó el G5. Agencias.

Otra elemento por el que los dos países africanos tampoco coinciden, fue el hecho de que Argelia marginara a Mauritania en las diferentes sesiones de negociación que desde hace varios meses patrocina entre los diferentes movimientos que luchan por la independencia del vasto territorio de Azawad (Norte de Mali) y el Gobierno central de Bamako; aunque ambos bandos malienses siguen enroscado en la firma de un acuerdo de un armisticio para poner fin a una larga guerra. Y las sesiones siguen en suelo argelino.

Sin embargo, a pesar de esos desencuentros, hubo un tiempo en que la coordinación en tema de seguridad y la lucha contra el terrorismo entre Argelia y Mauritania fue envidiable; y donde Marruecos fue el mayor perjudicado, debido a su constante mala relación con Argelia, con el que mantiene las fronteras cerradas desde hace más de 20 años. Pero también por las quejas de Mauritania sobre su promoción del cannabis en la región. De hecho el presidente mauritano, Mohamed Uld Abdelaziz, llamó la atención del Secretario General de la ONU sobre la amenaza del cannabis marroquí para la seguridad en la región sahelo-sahariana, según un informe sobre el Sáhara Occidental de Ban Ki-moon sometido al Consejo de Seguridad el pasado 10 de abril. Cosa que podría justificar la larga ausencia (hasta hoy) de un embajador de Mauritania en Rabat.

Pero Argelia y Mauritania, no solo cooperaban en materia de seguridad, sino también en el campo económico. Actualmente la empresa estatal argelina, Sonatrach, es propietaria del 40 por ciento de las explotaciones de hidrocarburos en el norte de Mauritania. Sin olvidar, que Argel fue quien impulsó la candidatura de Mauritania para presidir la Unión Africana durante el periodo entre enero de 2014 y enero de este año. Un detallo que Nuakchot supo exprimir hasta los últimos meses.

5

Mauritania pudo expulsar el diplomático argelino, acusar a Marruecos de infestar su territorio de cannabis y pedir intervención militar en Libia. Agencias.

Sin embargo, Mauritania de un tiempo a esta parte no se siente prioritaria en el proyecto del Magreb Árabe, y prefiere mirar hacia los países subsaharianos, tal vez porque estén más disponibles y más manejables que sus colegas árabes. Es consciente de su sensible lugar geográfico y demográfica (apenas 3 millones de habitante) muy frágiles y porosos para las potentes organizaciones terroristas que campan a sus anchas en el Sahel, como Al Qaeda del Magreb Islámico (AQMI) y el Movimiento para la Unicidad y la Yihad en África Occidental (MUJAO). Por eso tal vez, Mauritania, bajo el paragua del G5, pudo expulsar el diplomático argelino, acusar a Marruecos de infestar su territorio de cannabis y pedir intervención militar en Libia.

Salamu Hamudi  

Ni MINURSO ni tú ni yo

Ni Madrid con sus tripartitos, ni la nostalgia post 75, ni qué se yo qué sucedió en el 88, ni el por qué se firmó en el 91, ni el enésimo grito del lobo a la guerra, ni el clamor estridente, ni Coleman con sus secretes evidentes.

Sumo y sigo. Ni malabarismos militares, ni Kofi, ni Moon, ni agua de borrajas, ni gato por liebre, ni tú, ni té, ni yo. Ni fuego de burbujas, ni el veto francés, ni presente con muros, ni futuro con signo de interrogación.

Y rizo el rizo. Ni pasado en pancartas, ni Cosmos con redes asesinas, ni autonomía suicida, ni los jardines de Manhasset, ni vacaciones con alimentos, ni en Paz sin críos, ni el vástago del tío del Sexto, ni el bastardo del II.

Punto y sigo. Ni el espejismo del Fisahara, ni la MINURSO sin R, ni la tercera persona del plural, ni las miles de “manifas”, ni minas sin estallar, ni siroco sin olor, ni las mentiras de abril.

Ni tú ni yo. Basta ya. Ni la ONU, ni los puntos y comas de sus resoluciones. La palabra la tomamos los saharauis. Gritemos basta YA.

Salamu Hamudi.

Liga de Periodistas Saharauis en Europa, la nueva plataforma que aglutina los profesionales de prensa

Liga de Periodista Sahara 2

Foto de familia del cuerpo periodistico que integrará la Liga de Periodistas Saharauis en Europa (LPSE).

La Liga de Periodistas Saharauis en Europa (L.P.S.E.), ese ha sido el nombre oficial de la plataforma que a partir de ahora unirá y canalizará la labor periodística para cubrir los actos que la comunidad saharaui en Europa desarrolle.

Cerca de 30 profesionales de los medios de comunicación saharauis de distintas generaciones se han reunido en el municipio asturiano de Avilés (norte de España) este fin de semana para debatir las formas de coordinar sus esfuerzos en pro de la lucha del pueblo saharaui.

Después de un intenso debate acerca de realizar los ajustes pertinentes sobre los estatutos oficiales, el código deontológico y el programa de trabajo, se ha tomado la decisión de forma democrática de crear una Liga, con su Asamblea General y un Junta Directiva.

Liga de Periodista Sahara 1

Momentos de la presentación de la Liga.

La Liga tendrá como presidente de honor el periodista saharaui Mohamed Salem Buchraya (apodado como el Doctor).

El periodista saharaui Salamu Hamudi, será presidente de la Liga por un periodo de un año.

La Junta Directiva estará compuesto por los/as periodistas saharauis: Ahmed Sasi; Jatro Suayeh, Ebbaba Hameida y Fatma Ghalia Mohamed Salem; por un tiempo de un año.

También tendrá una Asamblea General compuesta por todos los miembros.

Los objetivos de la Liga se resumen, entre otros, en los siguientes puntos:

1. Ser plataforma de encuentro, trabajo, actualización, integración e intercambio de experiencias e información de los periodistas.

2.Facilitar el trabajo profesional de los periodistas y sus medios con los poderes públicos, líderes políticos, económicos y sociales saharauis y españoles.

A partir de ahora la Liga trabajará para aglutinar el mayor número de periodistas saharauis posibles, sin excepción. Además comenzará con las tramitaciones para su legalización; así como una campaña de difusión para dar a conocer sus objetivos a través de redes sociales y la creación de una página web en varios  idiomas, con la ayuda de la Comunidad saharaui en Europa, presidida por Hametu Mohamed Ahmed.

Forma de contactar: presswseu@gmail.com

La Comisión para la I Conferencia sobre MMCC saharauis ajusta últimos flecos para la gran cita

MEDIA SH 1

Fotomontaje realizado por el periodista saharaui, Maichan Alati.

Apenas unos cuantos días después de la primera reunión en Madrid, la Comisión preparatoria para la I Conferencia sobre los medios de comunicación saharauis en Europa volvió a darse cita este fin de semana en la capital española para evaluar los trabajos que se habían acordado en el anterior encuentro. En la reunión se contó con la presencia Hmitu Mohamed Ahmed, el encargado para la comunidad saharaui en Europa.

Las principales premisas de debate fueron coordinar las labores y profundizar en las medidas, tanto legales como de logística, para llevar a cabo con éxito el primer encuentro de periodistas saharauis en la diáspora, así como la exposición del actual panorama de los medios de comunicación, el discurso informativo, sin olvidar la puesta en práctica de un código deontológico que servirá como guía para el buen ejercicio de la profesión.

En las mismas líneas, la Comisión ha trazado una serie de pautas de trabajo que van desde la creación de un borrador sobre los estatutos oficiales de la futura Liga de Periodistas Saharauis en Europa (L.P.S.E.), para su posterior legalización, así como las formas de convertirse en una plataforma que canalice la voz informativa de la comunidad saharaui en Europa, y ser un ente intermediario con los medios de comunicación tanto nacionales como extranjeros.

A partir de ahora, la Comisión se implicará en preparar las bases para la celebración del evento que será los días 13 y 14 del presente mes en Asturias (norte de España), donde se pretende juntar en un mismo lugar a diferentes generaciones de periodistas saharauis que han dejado su huella en la memoria colectiva del pueblo saharaui a través de sus voces y sus plumas, por lo que se espera la mayor asistencia posible, con el fin de crear la Liga de Periodistas Saharauis en Europa (L.P.S.E.).

 

ISIS no es Islam

Es harto sabido la frágil situación por la que atraviesa Oriente Medio, pero de un tiempo a esta parte pululan una serie de organizaciones radicales terroristas que preocupan al mundo, y en especial a los musulmanes; que con un salvajismo indescriptible, y en nombre del Islam, día tras otro ensancha sus tentáculos por doquier.

Pero quizás el movimiento más radical, y desgraciadamente más famoso, incluso más que su mentor Al Qaeda, sea el ISIS (siglas en inglés), Daesh (en árabe) o EI (en español); o lo que es lo mismo: El Estado Islámico de Irak y el Levante, una organización terrorista que se ha hecho conocida por el mundo mediante las decapitaciones de periodistas y cooperantes occidentales, que posteriormente difunde a través de redes sociales, y de sus continuas persecuciones de minorías religiosas, que han convivido en armonía con los musulmanes, hasta que llegaron esos monstruos, mediante la imposición de un islam ultraconservador. Una forma de propagar el Islam diametralmente opuesto a los principios que defiende un credo practicado por más de 1.000 millones de personas en todo el mundo. Esto hace que en definitiva, los musulmanes y el Islam sean las primeras y numerosas víctimas de esa barbarie.

Actualmente, y desde 2010, el EI (con 75.000 efectivos) controla una vasta región con un rico subsuelo en hidrocarburos, que abarca el norte de Siria y el de Irak, incluida Mosul, la segunda ciudad iraquí, y amenazan ahora al Kurdistán iraquí y Bagdad. Vistos sus rápidos logros y su salvaje modus operandi el EI autoproclamó en junio pasado un califato, una idea de hace 14 siglos, como una falsa pretensión de liderazgo de la comunidad de musulmanes. Y por consiguiente, el dirigente de esa panda de criminales, el iraquí Abu Bakr al Baghdadi, se proclamó como el califa de los musulmanes del mundo, un puesto que le ha llevado, por primera vez, al número 54 (entre 72) en el ranking anual de personalidades más poderosas de la revista estadounidense Forbes.

La irrupción del EI ha sorprendido al mundo, aunque no a los sufridos habitantes de Oriente Medio. Es por ello que las potencias occidentales, con Estado Unidos a la cabeza, lideran una alianza desde el pasado mes de septiembre para frenar el contagio del EI en Oriente Medio y Norte de África, y a decir verdad, poco efectiva hasta la fecha. Sin embargo, esa alianza ha contado, al menos, con la participación de los países vecinos, árabes y musulmanes. De hecho, la participación árabe pone de relieve una lección aprendida por parte de Estados Unidos y Europa: las intervenciones en suelo extranjero suelen resultar, en muchos aspectos, contraproducentes. Los casos de Irak y Afganistán son vivos ejemplos de ello.

Las intervenciones militares quizás sean necesarias para debilitar al EI, pero habrá que atacar y erradicar también las causas que han permitido la expansión de esta organización terrorista, y eso solo se lleva a cabo a través de políticas que pongan fin a las prácticas sectarias que dividen a la población (suníes, chiíes, kurdos…) y hallar soluciones políticas, a través de la vía de la diplomacia y el diálogo, a los conflictos de la región, huyendo del habitual intervencionismo militar y político de EEUU y las potencias occidentales. Porque mientras siga habiendo guerra, en Siria, Irak, Libia, Afganistán, Palestina, Yemen, Líbano… el yihadismo, el radicalismo, la ceguera moral y ética y las luchas sin razón seguirán encontrando un terreno fértil en donde subsistir.

Salamu Hamudi

La comisión para la primera conferencia sobre MMCC saharauis en Europa se reúne en Madrid

Fotos comisión

Los miembros de la comisión. De Izq. a dr. Mohamed Saleh, Dad Mohamed, Mustafa Sidi Bashir, Ebbaba Hameida, Maichan Brahim y Salamu Hamudi. (Delgación F. Polisario. Madrid).

Ante la sensación de desorden y falta de coordinación entre los medios de comunicación saharaui en el exterior y con la finalidad de encauzar los esfuerzos en pro de la causa saharaui, se celebró el pasado fin de semana en Madrid un encuentro de profesionales de los medios de comunicación saharauis, bajo patrocinio de la Oficina de la Comunidad Saharaui en España, con la intención de romper el bloqueo informativa impuesto a la causa saharaui y la creación de una comisión preparatoria, cuyas conclusiones se materializarán en la celebración de la primera conferencia sobre los medios de comunicación saharaui en Europa, los día 13 y 14 de diciembre en Asturias (norte de España).

El encuentro contó con la presencia Hmitu Mohamed Ahmed, el encargado para la comunidad saharaui en Europa, quien abrió la reunión con palabras de bienvenida a los asistentes, así como manifestó su voluntad de apoyar este tipo de iniciativa. A continuación la palabra fue de Buchraya Beyun, Delegado del Polisario para España, quien por su parte defendió los esfuerzos de los medios de comunicación saharaui al servicio de la lucha del pueblo saharaui, y alertó sobre el rol que deben desempeñar esos medios, que según reconoció, debe ir en consonancia con los nobles principios por lo que el Polisario y el pueblo saharaui lleva defendiendo desde hace casi 40 años.

 Después de las intervenciones se comenzó con un intenso debate de los profesionales sobre la manera de trazar las líneas básicas a través de las cuales podrían girar los objetivos de la conferencia:

  1. Examinar y estudiar la situación del panorama de los medios de comunicación, a la luz de la batalla informativa y propagandística de Marruecos.
  2. La necesidad de buscar las herramientas adecuadas para instar a los medios de comunicación saharauis a elaborar sus trabajos en consonancia con el compromiso y la objetividad.
  3. El esfuerzo por hallar una solución ética que guíe los trabajos periodísticos, con la creación de un código deontológico.
  4. Intensificar la búsqueda para la creación de medios de comunicación en lenguas extranjeras, con el énfasis en el castellano.
  5. La mejor forma de aprovechar las nuevas herramientas comunicativas, como el caso de las redes sociales, blogs, webs… en pro de la lucha.

Luego de un intercambio de ideas, se llegó a la conclusión de crear tres ejes principales de trabajo como bases para la preparación de la primera conferencia sobre los medios de comunicación saharaui en Europa:

  1. Primer eje: Creación de código deontológico conforme a la actual situación del conflicto saharaui.
  2. Segundo eje: Actual situación y los desafíos a los que se enfrentan los medios de comunicación saharauis.
  3. Tercer eje: El discurso informativo y los riesgos que suponen para la causa nacional.

Se espera que esta comisión preparatoria vuelva a reunirse a mediados de este mes con el fin de completar los tres ejes y continuar las labores de preparación de la conferencia.

Esta comisión la componen:

Dad Mohamed, presidente.

Mohamed Saleh, vicepresidente.

Ebbaba Hameida, miembro de la comisión.

Maichan Brahim, miembro.

Mustafa Sidi Bashir, miembro.

Ahmed Sasi, miembro

Salamu Hamudi, miembro.

Igualmente la comisión abre un correo electrónico para recibir todas aquellas aportaciones e ideas que ayuden al éxito de la primera conferencia sobre los medios de comunicación saharaui en Europa, los día 13 y 14 de diciembre en Asturias.

presswseu@gmail.com