Archivo de la etiqueta: Argelia

Argelia detiene al ex alto mando de la lucha contra el terrorismo por “constitución de banda armada”

10044_963

El general ha sido acusado por “constitución de banda armada”. Agencias.

A pesar de que las autoridades argelinas son muy sensibles con todo lo que acontece alrededor de los asuntos castrenses y de inteligencias, según algunos medios de comunicación del país, el pasado jueves fue detenido el que era máximo jefe de la lucha contra el terrorismo de la Dirección de Inteligencia y Seguridad (DRS en sus siglas en francés), el general Abdelkader Aït Ouarabi, conocido como el general Hassan, quien fue procesado entre otros delitos “por constitución de banda armada y declaración falsa sobre la cantidad de armas en su posesión”, acusaciones graves que en el país árabe se pueden traducir en pena capital, en caso de que sean ciertas tales acusaciones por parte de tribunales militares.

El general Hassan, que se encontraba bajo arresto domiciliario desde hace dos, había sido prejubilado, a finales de 2013, por mandato del presidente de la República, Abdelaziz Buteflika, junto a un buen número de altos cuadros del servicio de espionaje y el ejército, a consecuencia de los famosos acontecimientos de la planta gasística de Tinguenturin, donde el general participó activamente en el desenlace del mayor secuestro, tal vez de la historia, con un saldo de 39 extranjeros muertos de ocho nacionalidades, un argelino y 29 terroristas.

El general Hassan, quien fue detenido en su casa en la capital argelina, tiene parentesco familia, según medios de comunicación, con el jefe del poderoso servicio de inteligencias argelino (DRS), el general Mohamed Lamine Médiene, conocido como “Toufik”, de 74 años, 49 años en el servicio, y a la cabeza del máximo órgano desde 1990.

Salamu Hamudi.

Mauritania pone tierra de por medio con el Magreb Árabe y mira cada vez más a los países del Sahel

1

Después de las expulsiones de diplomáticos, tanto Argel como Nuakchot intentan evitar hablar de un “crisis diplomática”. Agencias.

A finales del mes pasado Mauritania expulsa a un diplomático argelino acosándole de “comprometer las relaciones entre Mauritania y Marruecos”, a raíz de la publicación de un artículo de prensa. Varios días después Argelia declara “persona non grata” a un representante mauritano en Argel, y califica el gesto de Mauritania como “inexplicable e injustificable”. Estos dos roces entre ambos países ponen fin a más de tres años de una luna de miel, que siempre despertó los recelos de Marruecos, el vecino incómodo. No obstante, tanto Argel como Nuakchot intentan evitar hablar de un “crisis diplomática”.

El último desmentido fue realizado el pasado viernes por la ministra de Asuntos Exteriores de Mauritania, Khadijettou Mbareck Fall, cuando volvió a reconocer que “no hay ningún tipo de malas relaciones entre los dos países hermanos, musulmanes y árabes”, insistiendo en “que las expulsiones de los diplomáticos responde únicamente a casos excepcionales”. A pesar de esto, lo cierto es que sí que hay índices, incluso antes de ese brusco desentendido político, de la existencia de fuertes divergencias en asuntos regionales tan sensibles como el conflicto de Malí o de Libia. Además el último desencuentro, ha sido la ausencia de Argelia en la reciente reunión de los ministros de interior de los países que conforman el Magreb Árabe, que se celebró en Nuakchot.

Hace tiempo que Mauritania comenzó poner tierra de por medio. El país africano viendo la ineficacia del Magreb Árabe, creado en 1989, decide, bajo la batuta del general Mohamed Uld Abdelaziz (elegido en 2009), orientar cada vez más su brújula hacia los países del Sahel en detrimento de la coalición norteafricana que integra además Argelia, Túnez, Libia y Marruecos. Es por ello, que el pasado año el país africano formó el llamado “Grupo de los Cinco del Sahel”, junto con Chad, Mali, Níger y Burkina Faso, cuyas prioridades son “intercambiar información y ser plataforma de estabilidad y seguridad en la región”. De hecho en la primera reunión de este G5, solicitaron a las Naciones Unidas una intervención militar para poner fin al conflicto libio, una exigencia que Argelia rechaza frontalmente, abogando siempre por la solución diplomática.

2

Hace tiempo que Mauritania comenzó poner tierra de por medio con el Magreb Árabe, el año pasado creó el G5. Agencias.

Otra elemento por el que los dos países africanos tampoco coinciden, fue el hecho de que Argelia marginara a Mauritania en las diferentes sesiones de negociación que desde hace varios meses patrocina entre los diferentes movimientos que luchan por la independencia del vasto territorio de Azawad (Norte de Mali) y el Gobierno central de Bamako; aunque ambos bandos malienses siguen enroscado en la firma de un acuerdo de un armisticio para poner fin a una larga guerra. Y las sesiones siguen en suelo argelino.

Sin embargo, a pesar de esos desencuentros, hubo un tiempo en que la coordinación en tema de seguridad y la lucha contra el terrorismo entre Argelia y Mauritania fue envidiable; y donde Marruecos fue el mayor perjudicado, debido a su constante mala relación con Argelia, con el que mantiene las fronteras cerradas desde hace más de 20 años. Pero también por las quejas de Mauritania sobre su promoción del cannabis en la región. De hecho el presidente mauritano, Mohamed Uld Abdelaziz, llamó la atención del Secretario General de la ONU sobre la amenaza del cannabis marroquí para la seguridad en la región sahelo-sahariana, según un informe sobre el Sáhara Occidental de Ban Ki-moon sometido al Consejo de Seguridad el pasado 10 de abril. Cosa que podría justificar la larga ausencia (hasta hoy) de un embajador de Mauritania en Rabat.

Pero Argelia y Mauritania, no solo cooperaban en materia de seguridad, sino también en el campo económico. Actualmente la empresa estatal argelina, Sonatrach, es propietaria del 40 por ciento de las explotaciones de hidrocarburos en el norte de Mauritania. Sin olvidar, que Argel fue quien impulsó la candidatura de Mauritania para presidir la Unión Africana durante el periodo entre enero de 2014 y enero de este año. Un detallo que Nuakchot supo exprimir hasta los últimos meses.

5

Mauritania pudo expulsar el diplomático argelino, acusar a Marruecos de infestar su territorio de cannabis y pedir intervención militar en Libia. Agencias.

Sin embargo, Mauritania de un tiempo a esta parte no se siente prioritaria en el proyecto del Magreb Árabe, y prefiere mirar hacia los países subsaharianos, tal vez porque estén más disponibles y más manejables que sus colegas árabes. Es consciente de su sensible lugar geográfico y demográfica (apenas 3 millones de habitante) muy frágiles y porosos para las potentes organizaciones terroristas que campan a sus anchas en el Sahel, como Al Qaeda del Magreb Islámico (AQMI) y el Movimiento para la Unicidad y la Yihad en África Occidental (MUJAO). Por eso tal vez, Mauritania, bajo el paragua del G5, pudo expulsar el diplomático argelino, acusar a Marruecos de infestar su territorio de cannabis y pedir intervención militar en Libia.

Salamu Hamudi  

Buteflika es el candidato oficial para las elecciones presidenciales de abril en Argelia por cuarta vez

Buteflika

El actual presidente Abdelaziz Buteflika, de 76 años, fue elegido por primera ocasión en 1999; y reelegido en 2004 y 2009 para períodos de cinco años. Agencias

Argelia celebrará elecciones presidenciales el próximo 17 de abril, tal y como anunció el pasado 17 de enero el presidente Abdelaziz Buteflika quien, todavía convaleciente de un accidente cerebrovascular sufrido el año pasado, será el candidato oficial del partido gobernante, según ha confirmado esta tarde en una rueda de prensa en Argel, el secretario general del Partido Frente de Liberción Nacional (FLN), Amar Saadani.

“Solemnemente declaro que el presidente Abdelaziz Buteflika es el candidato oficial para las elecciones presidenciales” para el FLN, anunció Saadani; quien además explicó que Buteflika “dará a conocer su intención de presentarse el día en que crea conveniente”, sin concretar una fecha para ese anuncio.

El actual presidente Abdelaziz Buteflika, de 76 años, fue elegido por primera ocasión en 1999; y reelegido en 2004 y 2009 para períodos de cinco años. Buteflika tiene el derecho de competir por un cuarto período el próximo 17 de abril, junto con 45 candidatos que ya han confirmado su candidatura.

Los aspirantes a la presidencia tienen 45 días para presentar sus candidaturas. Para que éstas se oficialicen están obligados a recoger las firmas de 600 diputados del Parlamento o de asambleas legislativas locales de al menos 25 provincias.

En caso de no poder lograrlas, deberán recolectar 60.000 firmas de electores de 25 provincias diferentes con la condición de que haya un mínimo de 1.500 en cada región.

Salamu Hamudi Bachri