El ejército argelino mata al portavoz, de origen saharaui, de la organización terrorista MUYAO

Abu Walid

Adnan Abu Al Walid Saharaui, era portavoz de la organización terrorista. Agencias

En una operación militar llevada la madrugada del pasado jueves, el ejército argelino ha matado a dos y ha detenido a ocho terroristas del movimiento para la Unicidad y la Yihad en África Occidental (MUYAO) junto al límite fronterizo entre Argelia y el norte de Mali. Y entre los fallecidos se encontraba el portavoz de la organización, conocido como Adnan Abu Al Walid Saharaui, según han informado medios de comunicación argelinos, citando fuentes castrenses.

Adnan Abu Al Walid Saharaui, cuyo nombre verdadero corresponde a las iniciales L. A. S, es un ciudadano de origen saharaui que se alistó al movimiento terrorista llegando a convertirse en la cabeza visible de la organización, donde firmaba los sucesivos comunicados de prensa y prestaba su voz e imagen a las televisiones durante la crisis del Norte de Malí.

El Polisario siempre ha acusado este grupo terrorista de ser “una creación de Marruecos”; y aduce como principal argumento el hecho de que la MUYAO, que escindió de la organización terrorista Al Qaida en el Magreb Islámico (AQMI), se dio a conocer en octubre de 2011 tras la reivindicación del secuestro en los campos de refugiados saharauis de Tinduf, que controla el Polisario, de los tres trabajadores humanitarios europeos, los españoles Ainhoa Fernández y Enric Gonyalons, y la italiana Rossella Urru, liberados en julio de 2012. Una operación que en 40 años de exilio, y con innumerables visitas de extranjeros, sorprendió de lleno a las autoridades saharauis, que siempre han practicado una férrea política antiterrorista, a sabiendo de que Marruecos aprovecharía cualquier ocasión para acusar al Polisario de promover el terrorismo.

Antes de unirse al grupo terrorista, Abu Al Walid vivía en los campamentos de refugiados saharauis de la Wilaya (provincia) de El Aaiún, concretamente en la Daira (distrito) del Hagunía. Estuvo estudiando durante tres años en universidades argelinas. No fue de los primeros que llegaron a  Tinduf,  a finales de los 70, sino que posteriormente se incorporó a los campamentos, a mediados de los años ochenta, procedente de los territorios saharauis ocupados por Marruecos. Hablaba tres idiomas, según datos recogidos por el portal informativo de futurosahara.net

Ya en una entrevista concedida, en 2012,  al diario español ABC, el ministro de Defensa de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), Mohamed Lamin Buhali, reconoció la presencia de al menos entre “20 ó 25 saharauis” que formaban parte de organizaciones que pululan por Sahel.  “Unos están con Al Qaida, algunos de ellos puede que ya no estén vivos y otros están detenidos. Otros, en torno a 14, están con el Muyao», detalló Buhali.

LOS MILITARES SAHARAUIS DEFIENDEN VOLVER A LAS ARMAS CONTRA MARRUECOS

Mohamed Lamin Buhali, es el actual ministro de Defensa de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD). Agencias

Se trata de personas “ligadas tradicionalmente al nomadismo y al narcotráfico”. “Es un grupo pequeño que no opera en la zona donde nos encontramos ahora (campamentos saharauis)”, aclara el ministro que es partidario de “atacar” a grupos como AQMI o MUYAO antes de “dejarlos a su antojo”, concluye el político saharaui en la entrevista.

La MUYAO también es la responsable del secuestro el 5 de abril de 2012 en Gao, norte de Malí, de los siete diplomáticos argelinos, entre ellos el cónsul en esa ciudad.

Las autoridades saharauis siempre han avisado de la posible “radicalización” de algunos jóvenes saharauis a consecuencia del largo conflicto que dura ya cerca de 40 años, y acusa a la comunidad internacional de hacer caso omiso a esa petición. Al mismo tiempo que critican a las políticas de Marruecos para desestabilizar a las zona con la finalidad de prolongar aún más el litigio, a través de medidas que toleran grupos que acampan a sus anchas por norte de África, avalados por los servicios secretos marroquíes.

Salamu Hamudi Bachri 

Anuncios

Los comentarios están cerrados.